Fernando lario

2 de Julio de 2020 15:23

La Justicia descartó que los restos de Fernando Lario estén en el pozo molinero

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Los investigadores llegaron al fondo de pozo pero solamente encontraron residuos que habrían sido arrojados mucho antes de la desaparición del arquitecto, cuyo paradero se desconoce desde el 7 de julio de 2012.

La Justicia de Mar del Plata descartó totalmente la posibilidad de que haya restos de Fernando Lario en el pozo molinero de Valle Hermoso, la zona que fue epicentro de un trabajo exhaustivo de excavaciones para intentar corroborar la hipótesis en la que se sostenía que el cadáver del arquitecto marplatense había sido arrojado en el lugar.

Fuentes judiciales consultadas por 0223 confirmaron que lo único que se encontró en las profundidades del pozo fue basura que habría sido descartada mucho tiempo antes de la fecha de desaparición del docente de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP): el 7 de julio de 2012.

En el mismo sentido, se precisó que lo que había en el fondo del pozo eran botellas y otros envases similares. "Por las fechas de las etiquetas, creemos que la basura es del 2007 o del 2010", explicaron, después de que durante el miércoles se divisara una heladera (tipo exhibidor) a unos 17 de metros de profundidad que tampoco resultó de interés para la investigación.

Ante los resultados negativos, la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº4, Andrea Gómez, decidió dar por finalizada la búsqueda en el lugar, sin que ello no implique en el corto plazo la posibilidad de avance de otras líneas investigativas en la causa que tiene a su cargo desde noviembre de 2019, después de que la Fiscalía General apartara a Fernando Castro y María Isabel Sánchez.

Desde el lunes que se había montado un despliegue de maquinaria importante sobre el sector que está en inmediaciones de la ruta 88. En el operativo de excavación, intervino la Dirección de Riesgos Especiales de la Policía Bonaerense, con colaboración de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado Público (Emvial), Defensa Civil y Obras Sanitarias (Osse).

Se trata de una nueva frustración para la familia del docente de la Facultad de Arquitectura, que no baja los brazos desde hace ocho años para cerrar su duelo y develar el gran misterio: qué fue lo que pasó con el joven profesional. En gran parte de ese período, el expediente solamente estuvo caratulado por la "averiguación de paradero" y recién en noviembre de 2017 registró un giro rotundo: el eje de la pesquisa se consignó bajo la presunción del delito de "homicidio en ocasión de robo".

La causa se reactivó por estas semanas a partir del aporte testimonial que había hecho un hombre de 70 años que declaró como testigo, en donde aseguró que el cuerpo de Lario había sido arrojado en el pozo. A pesar de los avances negativos que hubo en el caso en el último tiempo, Julio Razona, el abogado de la familia de la persona desaparecida, insiste con la sospecha de que el marplatense fue asesinado por dos delincuentes que, según él, estarían "debidamente identificados".

 

Compartir
Compartí esta nota