Fernando lario

1 de Julio de 2020 13:33

Nerviosismo de la familia Lario por el avance en la búsqueda de Fernando

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Confían en que pueda encontrarse el cuerpo del arquitecto desaparecido hace casi 8 años. Continúan las excavaciones con maquinaria pesada alrededor de un pozo molinero.

Las excavaciones alrededor de un pozo molinero desde hace unos días, genera nerviosismo en los familiares de Fernando Lario, ante la posibilidad que a casi 8 años de su desaparición, puedan encontrarse sus restos dentro de una heladera.

En diálogo con 0223, Laura Lario, hermana del arquitecto, admitió que tanto ella como su madre, sufren de “mucho nerviosismo” por la situación y que desde que las máquinas del Emvial trabajan removiendo tierra en un predio ubicado en inmediaciones de Valle Hermoso, a unos 40 metros de la ruta 88, “no son días nada fáciles”.

 

“Como familiar, por un lado, para hacer semejante pozo y movida, debe haber algo, pero por otro lado, hasta que no tenga nada en las manos, no lo creo”, afirmó.

En ese contexto, Laura manifestó: “Sigo dudando, pero dentro mío hay una contracción muy fuerte que quiero encontrarlo y no quiero encontrarlo”, dijo.

Por su parte, Julio Razona, abogado de la familia Lario, recordó que “hace 2 años que identificamos a los presuntos autores del homicidio por 2 líneas de investigación” en torno a una reyerta que habría tenido el arquitecto con dos personas, 6 meses antes de su desaparición.

“El dato concreto del pozo molinero donde se lo habría enterrado surge de una persona conocida y vecina de uno de los 3 supuestos autores materiales de la muerte. La investigación que estamos haciendo es correcta y podría dar esta persona datos fehacientes de cómo podían ocultar el cuerpo del desaparecido Lario”, remarcó.

En ese marco, Razona recordó la investigación surge de varias varias pruebas testimoniales, “que indicaban que a Fernando Lario lo habrían subido a un auto dos puertas color gris, desechado después en Playa Serena. Este testigo no supo decir como se habían desecho del cadáver pero si del auto, que estaba en la zona donde apareció el morral de Lario y otras pertenencias”.

Por último, el letrado cuestionó la investigación a cargo del fiscal Castro “que imputó al testigo que se jugó la vida y terminó preso” y valoró la tarea actual de la fiscal Andrea Gómez “que esta haciendo todo lo posible”.

Compartir
Compartí esta nota