A 9 años de la desaparición de Fernando Lario, una causa que hoy está en punto muerto | 0223

A 9 años de la desaparición de Fernando Lario, una causa que hoy está en punto muerto

La investigación por la desaparición del arquitecto está en un callejón sin salida. “Es una especie de limbo en el que no pasa nada”, dijo el abogado de la familia.

Lario desapareció hace nueve años.

7 de Julio de 2021 11:49

Por Redacción 0223

PARA 0223

El noveno aniversario de la desaparición del arquitecto Fernando Lario deja al igual que los anteriores la sensación de que el expediente judicial que hoy se tramita en la Unidad Fiscal de Instrucción 4 llegó a un punto sin retorno luego de la inspección de un pozo molinero en Valle Hermoso el año pasado que aparece como la última actividad en la causa.

Luego de los exhaustivos trabajos que durante varios días se hicieron en el pozo que había sido señalado por una persona de 70 años como el lugar que le habían dicho habían arrojado los restos de Lario junto a una heladera, la fiscal Andrea Gómez cerró esa línea, aunque aclaró que eso no implicaba que no se pudiera avanzar con otras línea de trabajo. La causa se tramita en la UFI  4 desde noviembre de 2019, después de que la Fiscalía General apartara a Fernando Castro y María Isabel Sánchez.

Las pertenencias de Lario –una campera y un morral- fueron encontradas en la zona de Acantilados. Una pequeña playa ubicada al pie del mismo fue revisada varios días después al tiempo que se realizaron patrullajes vía marítima, pero nunca pudo hallarse resto alguno de otra pertenencia en el lugar.

Para el abogado de la familia del arquitecto en este nuevo aniversario de la desaparición la causa está en una especie de limbo. “No pasa nada de nada, es lo peor que nos puede pasar. No siguen la línea que planteamos con los instructores de la Procuración y ni siquiera es que la han descartado de pleno”, dijo Julio Razona.

Hace varios años que el profesional insiste en que Lario fue asesinado por una o varias personas que lo interceptaron cuando dejó el complejo universitario y que hicieron desaparecer su cuerpo. A su entender la falta de elementos probatorios que confirmen esa teoría obedece a las fallas que tuvo la investigación en cada una de sus etapas.