Muerte en colinas de peralta ramos

23 de Julio de 2020 18:43

Montenegro reveló que habló con el jubilado que mató al ladrón: "Esto pasa porque no se cumplen las penas"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El intendente advirtió un accionar delictivo "más violento" en la cuarentena y apuntó contra la Justicia por liberar "a gente que tendría que estar privada de su libertad".

El intendente Guillermo Montenegro reveló este jueves por la tarde que habló con el jubilado de 81 años que mató de un escopetazo a un delincuente que ingresó a su casa en el barrio de Colinas de Peralta Ramos y cuestionó a la Justicia por "otorgar libertades a gente que tendría que estar privada de su libertad".

"Hoy hablé con el jubilado. Estamos viendo que cambió la modalidad delictiva porque ahora como a la gente le pedimos que se quede en la casa por la cuarentena los delincuentes se animan a entrar igual sabiendo que hay gente adentro y entonces asumen una mayor violencia", advirtió.

A través de un facebooklive que concedió en la tarde de este jueves para responder consultas de los marplatenses, Montenegro consideró que el escenario delictivo "se ha complejizado" por las resoluciones judiciales que permiten liberar "a gente que tendría que estar privada de su libertad".

"Hay que hacer cumplir las penas establecidas en el Código Penal. Es muy importante porque hoy se están sufriendo las consecuencias de haber otorgado libertades que se no tendrían que haber otorgado, y esto también lo digo como ex juez", reflexionó al respecto.

El análisis de Montenegro se desprende después de que se confirmara que Lucas Nahuel Jerez, el delincuente abatido por el jubilado, arrastraba distintos antecedentes penales y que "había salido en libertad hace pocos días", según lo que dio a conocer el fiscal de la causa, Fernando Castro.

 

En este marco, el intendente también reclamó a la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, por la vuelta de las fuerzas federales que hasta hace unos meses custodiaban las calles de la ciudad al advertir un déficit de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires por las demandas que impone la pandemia del Covid-19.

"Hay recurso humano policial que trabaja directamente con la pandemia y también llegamos a tener muchos efectivos aislados por casos posiivos y eso genera un impacto. Pero le seguimos poniendo todo; hablo mucho con el ministro Sergio Berni para que nos acompañe", garantizó, en primer lugar.

Acto seguido, Montenegro recordó que la ciudad contaba con unos 350 genderames y otros 150 agentes correspondientes a la Gendarmería, la Policía Federal y la Prefectura Naval Argentina que fueron retirados por las autoridades nacionales.

"Entendemos que ellos tienen que venir para cuidar a nuestros vecinos. Eso ayuda mucho en los barrios. Estamos coordinando muy bien con la Policía Bonaerense pero la verdad es que nos falta más personal", reconoció.