Judiciales

10 de Agosto de 2020 18:03

El policía que escuchaba el handy y ayudaba a que sus amigos robaran a ancianos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El acuerdo se validó en el TOC 3. (Foto: archivo 0223).

Al ex policía Víctor Correa se le dictó una pena de ocho años y seis meses de prisión tras la validación de un juicio abreviado.  Otras dos personas también fueron condenadas.

Un ex policía del Comando de Patrullas que durante 2018 facilitó la escucha de la frecuencia policial a dos bandas que operaban en la ciudad y que cometían entraderas en casas habitadas por adultos mayores fue condenado a ocho años y seis meses de prisión tras la validación de un acuerdo de juicio abreviado en el Tribunal Oral en lo Criminal 3. Al ex oficial Victor Correa también lo inhabilitaron para ocupar cargos públicos.

En el mismo acuerdo presentado por el fiscal Mariano Moyano se condenó a Silvio Uriel Cisano a una pena única de cuatro años y medio de prisión y a Darío Rubén Cruz a cuatro años. El segundo de los condenados entregó cuarenta mil pesos a la víctima en concepto de ofrecimiento de reparación del daño. Otros integrantes de la banda ya habían sido condenados en una causa tramitada ante el Tribunal Oral en lo Criminal 2.

La Jueza Mariana Irianni avaló la presentación del acuerdo que alcanzó el fiscal y la defensa de los imputados, quienes a través del sistema Teams de video-conferencia en atención a la emergencia sanitaria confirmaron su conformidad con el mismo.

El primero de los hechos ocurrió el 12 de octubre de 2018 cuando Cisano y otro sujeto ingresaron a una casa ubicada en Gascón al 4000 en la que redujeron a un hombre de 81 años tras convencerlo de que iban a realizar trabajos de pintura en la vivienda. Una vez en el interior lo golpearon en la cabeza, lo llevaron a una pieza y lo ataron de pies y manos antes de escapar con aproximadamente ocho mil pesos.

En la investigación a cargo de Moyano se estableció que Cruz estaba fuera de la casa y que alertaba a sus cómplices de los movimientos que había en la zona gracias a los datos que el oficial Corea daba mientas escuchaba la frecuencia policial a bordo del móvil 23060.

“De tal forma, la cobertura brindada por el oficial Víctor Correa aseguró el éxito en la comisión del robo, facilitó la fuga y evitó la identificación y aprehensión de los otros miembros de la banda delictiva por parte del personal policial”, se sostuvo en la sentencia. El análisis de las cámaras 360° de los móviles policiales y su cotejo con las comunicaciones interceptadas permitieron confirmar los horarios en los cuales Correa mantenía comunicación telefónica en los momentos previos, durante la ejecución del robo y una vez consumado el ilícito.

Dos días más tarde el oficial volvió a colaborar con otra banda para cometer un hecho similar. Esa madrugada, otra banda integrada por Kevin Axel Abel Arripe, Sergio David Nieva y Sergio Favio Uñate ingresaron a una vivienda que se estaba refaccionando en Acevedo entre López y Planes y Tejedor. Tras la activación de la alarma se hicieron presentes el propietario y el empleado de una empresa de seguridad que fueron reducidos y encerrados en un baño del garage por los delincuentes.

https://www.0223.com.ar/nota/2018-10-25-17-6-0-policia-desafectado-operaba-con-dos-bandas-distintas-durante-su-horario-de-trabajo

El 23 de octubre de 2018 tres sujetos ingresaron a una vivienda en Marcos Sastre al 2100 tras escalar una reja perimetral de dos metros y medio de altura minutos antes de las cinco de la madrugada. La banda, bajo la modalidad “dormilona” sorprendió a la víctima cerca del mediodía cuando salió al patio, la ataron de pies y manos y escaparon con ocho mil quinientos dólares, sesenta mil pesos, dos pistolas, joyas, una caja de herramientas y un celular.

Al igual que en los hechos anteriores, Correa mantuvo en los momentos previos, concomitantes y posteriores a la ejecución del delito comunicación telefónica con los sujetos que habían irrumpido en la casa a quienes alertaba de todo lo que sucedía en el exterior de la vivienda asegurando, de tal forma, la impunidad en el hecho y la fuga del lugar.

Fiscal Mariano Moyano. (Foto: archivo 0223)

“Correa contribuyó sin lugar a dudas a estructurar y sostener esta verdadera organización plural y con una clara división de roles favoreciendo con su doble rol la preparación, brindando cobertura durante el desarrollo y ejecución y asegurando en todos los casos la consumación”, dijo la Jueza.

Para la magistrada no hubo cuestiones eximentes de la responsabilidad penal y valoró en el caso de Correa la ausencia de antecedentes criminales informada por el Registro Nacional de Reincidencia.

https://www.0223.com.ar/nota/2018-10-25-17-58-0-horarios-enganos-y-bronca-las-escuchas-con-las-que-atraparon-a-dos-bandas-y-al-policia

En cuanto a los agravantes valoró que en dos de los casos las víctimas fueron personas mayores, la logística empleada en cuanto al uso de telefonía celular, automóviles y la distribución entre distintos domicilios. Respecto de Correa agregó la facilitación de la libre escucha de la frecuencia policial, así como el aporte de información a los coautores del injusto, todo lo cual favoreció la consumación y la impunidad.

En la sentencia se declaró a Silvio Uriel Cisano y Darío Rubén Cruz coautores penalmente responsables del delito de robo cometido en poblado y en banda y los condenó a la pena de cuatro años y cuatro meses y cuatro años de prisión, respectivamente, en ambos casos con accesorias legales y costas.

A Víctor Manuel Correa lo declaró coautor penalmente responsable de los delitos de robo cometido en poblado en banda y por resultar uno de sus miembros integrante de las fuerzas policiales; robo cometido en poblado y en banda, con escalamiento, por el empleo de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no se tuvo por acreditada y en razón de resultar uno de los ejecutores del delito un miembro integrante de las fuerzas policiales; y robo cometido en poblado y en banda, con escalamiento y en razón de resultar uno de los ejecutores del delito un miembro integrante de las fuerzas policiales en concurso real entre sí. Por los hechos cometidos entre el 12 y 23 de octubre de 2018 lo condenó a ocho años y seis meses de prisión, accesorias legales e inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por el mismo término de la condena.

Compartir
Compartí esta nota