Crisis del coronavirus

11 de Agosto de 2020 12:57

Jardines del Edén, el único hotel alojamiento que sobreviviría a la pandemia en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
En el sector acusan una crisis "catastrófica". Foto: instagram @losjardinesdeleden

Hay establecimientos que ya cerraron sus puertas definitivamente y los que aún tienen espalda para funcionar exigen respuestas a las autoridades para que habiliten una reapertura "urgente".

El presente de los hoteles alojamiento es dramático y "catastrófico": de los diez establecimientos que existen en Mar del Plata, solamente uno estaría en condiciones de volver a funcionar pero se acusa una total incertidumbre sobre cuándo el Municipio habilitaría una reapertura pese a que los protocolos de trabajo fueron presentados hace más de un mes.

"Hoy, el único que abriría es Jardines del Edén porque  el resto de los hoteles ya cerraron al 100 por ciento o no están en condiciones de poder adecuarse a los protocolos", reconoció Estefanía Ramos, quien está a cargo del albergue transitorio de Antártida Argentina al 4300.

En declaraciones a 0223, la responsable del establecimiento señaló que el protocolo para volver a funcionar fue presentado a las autoridades "hace más de un mes" e inclusive aseguró que ya tiene el aval de la Secretaría de Salud. Sin embargo, la Comisión Especial de Reactivación Económica es la frena su aplicación.

"Lo vienen tratando todas las semanas en la comisión pero no lo aprueben. Ahí hay algo que se traba y no lo recomiendan para que Montenegro lo firme y el problema es que estamos hace más de un mes así, esperando ver qué pasa", planteó la empresaria.

Ramos, además, remarcó los importantes costos que implica el mantenimiento de las importantes instalaciones que tiene Jardines del Edén. "Hace dos semanas nos dijeron que estaba la posibilidad de abrir y que nos iban a autorizar entonces tuvimos que invertir un montón de dinero para poner a funcionar las calderas, los hidromasajes y demás. Pero al final nos rechazaron la petición y fue un baldazo de agua fría", explicó.

En este sentido, la empresaria dijo que las características de su hotel alojamiento permiten garantizar todo tipo de seguridad a los clientes en cuanto al distanciamiento social y otras medidas de higiene. "Acá hay pantallas táctiles, no hay contacto entre el personal y los clientes y tampoco hay zonas en común", puntualizó.

"La verdad que la situación es catastrófica. Nunca vivimos algo como esto. Nosotros ni siquiera cerramos en Navidad o Año Nuevo y ahora tenemos el hotel cerrado desde el 20 de marzo. Se está haciendo imposible sostenerlo porque además nos siguen llegando las facturas de gas y luz y representan un costo realmente importante", concluyó.

Compartir
Compartí esta nota