Muerte en barrio pampa

11 de Agosto de 2020 09:30

Crimen en Barrio Pampa: buscan más testigos luego de que algunos cambiaran su declaración

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
En el barrio se hicieron varias marchas pidiendo Justicia. (Foto: 0223).

El acusado de matar a Milagros Tornari sigue detenido y la fiscalía pediría prorrogar el plazo para pedir la prisión preventiva. Versiones cruzadas en los testimonios sumados a la causa.

Más allá de la rápida detención de un hombre acusado de ser el autor que hace 9 días mató a Milagros Tornari en el barrio Pampa, la causa por el homicidio de la adolescente de 15 años enfrenta estas horas dificultades para esclarecer lo sucedido a partir de versiones cruzadas y de cambios de declaraciones de algunas de las personas que pasaron por Tribunales.

“Hay versiones muy cruzadas entre quienes se acercaron a declarar, incluso con personas que declararon en la comisaría y que en la fiscalía dijeron una cosa distinta sobre lo que pasó entre la noche del sábado y la madrugada del domingo”, dijo una fuente judicial consultada por este medio.

El trabajo de la fiscalía a cargo de Andrea Gómez y la tarea de campo de personal de la comisaría decimosexta permitió identificar a varias de las personas domiciliadas en el complejo habitacional de cinco torres con doce departamentos cada una que están ubicadas en el extremo oeste del barrio Fortunato de la Plaza. Se logró dar incluso con allegados del primer agredido horas antes del homicidio, más allá que tras los incidentes decidieron irse del barrio. “Hubo muchos llamados al 911 esa noche y los días siguientes, pero hay mucho miedo en declarar”, agregó.

Mientas la fiscalía evacúa –con las dificultades mencioadas- las dudas generadas por las declaraciones cruzadas y más allá de que le resta casi una semana para definir su postura sobre la situación del único imputado, es un hecho que solicitará una prórroga para el pedido de prisión preventiva. En su única presencia en Tribunales, Leandro Balastegui prefirió no dar su versión de los hechos.

Entre el lunes y el miércoles de la semana, cada vez con menor intensidad, se generaron nuevos incidentes en la zona que dejaron como saldo una destrucción parcial del inmueble que ocupaban los padres del imputado. Una línea de la investigación sostiene que el disparo que mató a la adolescente que estaba embarazada de cuatro semanas se efectuó durante el primer ataque a ese departamento ubicado sobre calle Bouchard.

Esa línea abona la idea de que el enfrentamiento se originó tras el intento de tomar venganza por la agresión que un adolescente del asentamiento de emergencia cercano había sufrido horas antes. “Hubo un intento de toma de uno de los edificios que resistieron, con el uso de armas de fuego, propietarios y allegados: en esa circunstancia se da el disparo mortal”, agregaron.

Balastegui, imputado por homicidio agravado, sigue alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

Compartir
Compartí esta nota