Transmisión comunitaria

25 de Agosto de 2020 10:05

"Si se mantiene esta cantidad de casos el sistema sanitario se va a resentir"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo afirmó el titular de Zona Sanitaria VIII, Gastón Vargas. Planteó que más allá de la ocupación de camas también hay un grave riesgo por los contagios de personal médico.

El titular de Zona Sanitaria VIII, Gastón Vargas, advirtió que si se mantiene esta cantidad de contagios de coronavirus en Mar del Plata y la región el sistema sanitario "se va a resentir" y advirtió no solo por la ocupación de camas críticas, sino también por la falta de personal sanitrario.

A partir de la conferencia del lunes del intendente Guillermo Montenegro en la que reconoció que Mar del Plata atraviesa una situación de transmisión comunitaria, el titular de Zona Sanitaria VIII dijo que hay una realidad epidemiológica en toda la región en que se confirma esa idea que planteó el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires; Daniel Gollán, sobre "la mancha de aceite". 

"Antes en algunos municipios había casos esporádicos o ninguno, hoy día vemos que eso crece. No con el volumen de General Pueyrredon, que tiene que ver con la cantidad de habitantes, pero hoy por hoy en 14 de los 16 municipios de la región tenemos casos activos", dijo Vargas. 

A partir del crecimiento de casos que se dio en las últimas semanas y que se aceleró en los últimos días, Vargas indicó que el sistema sanitario "está dando respuestas", pero planteó que si el número de casos sigue siendo sostenido por los próximos 15 días "el escenario cambia sustancialmente". 

En esa línea, aclaró que si bien hay un marcado interés por saber "cuántas camas hay o cuántos respiradores en uso existen", dijo que no hay que poner la atención en eso. "El sistema sanitario también está expuesto a que tenga X cantidad de camas, pero muchas veces no están funcionales porque el personal de salud también se contagia. Eso implica un aislamiento. Uno puede tener una cama con todos los requerimientos técnicos, pero sin el personal adecuado para operarla y eso también hace que se resiente", explicó.

"En la medida que se mantengan 150, 160 o 200 casos, el sistema se va a ver resentido", insistió Vargas. 

El responsable de Zona Sanitaria VIII indicó que el escenario ideal para enfrentar la pandemia se dio en abril: cuando las clínicas y hospitales habían evacuado pacientes y suspendido cirugías y no había gente en las calles. 

"Ese escenario ideal hoy no lo tenemos. Esto requiere de un esfuerzo, un replanteo, algunas cuestiones, tanto del ámbito público como el privado, de darnos cuenta que estamos en una de las peores semanas", dijo Vargas, quien advirtió que el sistema sanitario "hoy está como habitualmente estaría cualquier agosto: paciente cardiovascular, politraumatismo, posquirúrgico".

"Hubo una coincidencia no feliz: el pico de la curva del número de casos, con un hartazgo social, esa fue una coincidencia bastante poco feliz. Hoy cuando más resguardados tendríamos que estar es cuando yo veo que más gente circula en la calle", insistió. 

 

En esa línea, agregó que en el Amba los comités bioéticos ya comenzaron a determinar qué pacientes son admitidos en camas de terapia intensiva y cuáles no. "Es una situación absolutamente difícil y dolorosa para cualquier trabajador de la salud. No creo que lleguemos a esa instancia, pero en las pandemias no hay nada escrito", dijo. 

Vargas también destacó el crecimiento de casos que tuvo no solo Mar del Plata sino toda la región sanitaria, lo cual impacta directamente en los hospitales de la ciudad que son regionales. 

Respecto a la posibilidad de retroceder de fase, el titular de Zona Sanitaria VIII indicó que desde lo técnico Mar del Plata debiera estar en fase 3, pero también marcó que lo importante ahora es que "haya una toma de consciencia de la población de que el virus está circulando".

"Hoy tenemos que tener presente que al ir a la farmacia, a la carnicería, a un banco, a tomar el colectivo, a un mercado nos podemos contagiar. El concepto es extremar las medidas de cuidado porque tenemos la posibilidad de un contagio que antes no estaba", destacó Vargas.

El funcionario provincial pidió reconocer el trabajo de los efectores de salud en todos los niveles y marcó que existen dos realidades. "La realidad dentro de un hospital en función de un tratamiento Covid, con todo lo que significa. Esa persona está todo el día con un equipamiento especial y sale a la calle y ve como si afuera no pasara nada".

Finalmente, también envió un mensaje para los pacientes recuperados con el objetivo de que donen plasma. "Viene dando muy buenos resultados. No es para todos, pero por cada persona que dona plasma tenemos la posibilidad de brindar asistencia a tres pacientes con la enfermedad en curso", cerró.