Tandil

30 de Agosto de 2020 19:16

“A esta altura, después de meses de insistencia, cada uno sabe cómo hay que cuidarse”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Lunghi, dio negativo a un hisopado realizado días atrás.

El intendente Miguel Ángel Lunghi emitió un mensaje para la comunidad tandilense y pidió máxima aplicación del aislamiento social. “No hay soluciones milagrosas”, expresó.

La pandemia del nuevo coronavirus crece en la Argentina, particularmente en el interior de la provincia de Buenos Aires, donde uno de los distritos más afectados en las últimas dos semanas ha sido Tandil, que venía de atravesar la emergencia sanitaria satisfactoriamente durante los primeros cuatro meses de la crisis.

A la fecha son más de 80 los casos activos en el distrito serrano. La situación llevó a las autoridades a aplicar días atrás el retroceso del municipio a la fase 4 de contención de la pandemia.

Este domingo, el intendente Miguel Ángel Lunghi volvió a emitir un mensaje dirigido a la comunidad para pedir máxima responsabilidad individual durante el porvenir inmediato a fin frenar la propagación del virus.

“Estamos ahora en el momento más crítico, ni más ni menos que como pasa en toda la Argentina, y en el que se hace necesario implementar restricciones y extremar los cuidados y las medidas de prevención. Esta es la hora más importante desde que comenzó la pandemiapara los tandilenses”, afirmó el jefe comunal.

En esa línea, agregó: “De todas las medidas que se puedan adoptar en materia sanitaria, la más importante y efectiva es la responsabilidad y el cuidado de cada ciudadano, de cada familia. A esta altura, después de meses de insistencia, cada uno de nosotros tiene que saber e interiorizar que hay que usar
sí o sí el barbijo cada vez que salimos a la calle, que hay que mantener la distancia de 2 metros con otra persona, que no debemos juntarnos en espacios cerrados, que hay que lavarse las manos con frecuencia, que no se puede compartir el mate”, rememoró el titular del Ejecutivo tandilense.

Respecto a la crisis económica que produce el aislamiento, Lunghi reconoció: “Entiendo y comprendo la situación de muchos sectores económicos y sociales, conozco sus sacrificios cotidianos. Sé de las penurias de sectores como los del deporte, la cultura, la educación, el turismo, de los eventos y del entretenimiento. No tomamos decisiones para perjudicar a nadie”.

“Para enfrentar las situaciones difíciles hay que poder mirarlas cara a cara y reconocerlas con claridad. Deberemos convivir con esta pandemia en los próximos meses, hasta que la vacuna sea finalmente una realidad. No podemos vivir encerrados, no podemos tener miedo o pánico, pero claramente no podremos dejar de cuidarnos y deberemos continuar cumpliendo a rajatabla las medidas de prevención que ya todos conocen”, culminó el mandatario.

Compartir
Compartí esta nota