Seguridad

9 de Agosto de 2020 12:30

Una fiesta clandestina terminó con un destacamento policial apedreado

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Ocurrió esta madrugada en el barrio Nuevo Golf. Desde el Foro de Seguridad denuncian la venta de alcohol fuera del horario permitido y la venta de drogas. Reclaman la vuelta de las Fuerzas Federales.

Los vecinos de Nuevo Golf no aguantan más los numerosos hechos de inseguridad y hasta algunos proponen armarse para repeler los constantes robos. Esta situación que se da durante el día, no para durante noche: esta madrugada, lo que comenzó con una ruidosa fiesta clandestina en medio de la pandemia, derivó en una fuerte pelea entre bandas, gritos, disparos y un Destacamento de la Policía Local apedreado.

Desde el Foro de Seguridad Zona Quinta, informaron a 0223 que la situación en el barrio “no da más” y que los hechos de inseguridad, “por la venta de droga, alcohol a toda hora y la falta de mayor presencia policial, aumentó desde que se fueron las fuerzas federales”.

“Anoche tipo 3 de la madrugada, una de las tantas fiestas clandestinas que se arman, terminó con un grupo de personas que fueron a denunciar un robo al Destacamento de la Policía Local, de José Martí y 69. Detrás de ellos vino una banda que salía de la fiesta y comenzó a agredirlos. Los dos policías que estaban en el Destacamento salieron a separarlos pero comenzó una lluvia de piedras. Tuvieron que refugiarse en el Destacamento. Al rato cayeron los refuerzos del Comando y los dispersaron. Se escucharon gritos y disparos”, lamentaron.

Esta semana se colocaron rejas al Destacamento de la Policía Local en Nuevo Golf, debido a los piedrazos que sufren por parte de desconocidos. 

Para los integrantes del foro de seguridad, “cuando se fue Gendarmería, inmediatamente vino la cuarentena y no se notó la ausencia. Pero con el pasar de los días, las situaciones de inseguridad se han desbordado: hay robos a cada hora y los vecinos están cansados. Algunos ya están armados y piensan en armar grupos para cuidarse. Esto va a terminar mal, con un policía o vecino muerto si nadie hace algo”, advirtieron.

Los vecinos aseguran que los gendarmes recorrían las calles de barro y a oscuras, por lo que piden su retorno. (Foto archivo:0223)

Además de esta grave situación, los vecinos reclaman por mayor alumbrado, que es un factor determinante para la presencia de malvivientes en las calles.

“La gente no aguanta más. Esta situación está invisibilizada porque no hay denuncias policiales. Por la sencilla razón que la comisaría está a unos 7 kilómetros, en Punta Mogotes. Un vecino debe tomarse 2 colectivos para llegar hasta ahí”, explicaron.

En ese punto, reclamaron la intervención de la Secretaría de Seguridad, en la posibilidad de otorgar mayor presencia policial en la zona y que desde el Municipio se solicite el regreso de las fuerzas federales a Mar del Plata.

Compartir
Compartí esta nota