Crisis del coronavirus

9 de Agosto de 2020 16:17

El boxeo, y un pedido "urgente" para volver al ring: “Estamos remando en una cascada de dulce de leche”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde Talcahuano Boxing Club visibilizaron la compleja situación que atraviesan por la falta de actividad. "Quienes se quieren dedicar al box vieron truncado su sueño", expresaron.

Se puede correr, se puede hacer surf, se puede jugar al tenis, se puede ir al gimnasio, pero todavía falta. Hay muchas actividades que aún esperan el visto bueno de las autoridades sanitarias de Mar del Plata para reanudar su trabajo y el boxeo así como otros deportes de contacto figuran dentro de ese listado negro de restricciones que impone el contexto de la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, después de transitar más de cuatro meses con las puertas cerradas y sin certezas sobre el escenario de futuro, la preocupación y la desesperación crece por esta fecha. "En este gimnasio los precios siempre fueron bajos porque consideramos al deporte como una manera de 'salir al mundo' pero si no tenemos unque sea ese pequeño ingreso no podemos seguir", explicó el profesor Daniel Andino, responsable del Talcahuano Boxing Club.

En declaraciones a 0223, el referente de la institución deportiva reconoció que "estar cerrados complica en todos los aspectos" y lamentó que de parte del Gobierno de Guillermo Montenegro todavía no se haya brindado una "respuesta satisfactoria" a su reclamo.

Si bien los gimnasios y centros de entrenamiento pudieron volver a abrir, el protocolo presenta varias limitaciones: solo se permite un ingreso de personas que no represente más del 30 por ciento de la superficie del local y quienes accedan al lugar únicamente podrán practicar actividades físicas "de baja intensidad" y sin ningún tipo de contacto.

En entrenador físico dijo que "a la Federación Argentina de Box se le aprobó el protocolo" en otros ámbitos pero advirtió que "en Mar del Plata está todo frenado". “Estamos remando en una cascada de dulce de leche”, graficó sobre la crisis que afronta.

El club no solo es un espacio de actividad y recreación deportiva sino que tiene un cariz social: Andino dijo que en estos meses de pandemia "se trató de ayudar a los chicos que antes venían a entrenar con viandas o bolsones de alimentos".

"Quienes se quieren dedicar al box vieron truncado su sueño porque hoy por hoy los entrenamientos están suspendidos, perdieron trabajos en muchos casos y no piensan en volver y aparte después hay que hacerse todos los estudios médicos que pide la federación y son carísimos", lamentó.

 

Compartir
Compartí esta nota