Fase 3

10 de Septiembre de 2020 14:15

En Mar del Plata, la construcción inicia una "huelga a la japonesa": "Todos a trabajar"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo anunciaron este jueves desde la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), después de la negativa que dio la Provincia para conceder una habilitación para el funcionamiento de la obra privada durante la cuarentena.

Desde la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) anunciaron que desde este viernes comenzarán a reactivar el trabajo en la obra privada a pesar de no haber tenido el aval de la Provincia de Buenos Aires para funcionar durante la fase 3 de la cuarentena.

La propuesta se difundió a través de redes sociales: en un tweet, revelaron que se decidió iniciar una "huelga a la japonesa en Mar del Plata a partir del viernes por tiempo indeterminado". "Todos vamos a trabajar", ratificaron.

En un video que difundieron para justificar la medida, desde el sector insistieron en que "Mar del Plata se merece un esquema de fases a su medida, que no sea un copiar y pegar" del sistema que se aplica en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba).

"En nuestra ciudad no existe el riesgo del transporte público y por tanto no existen razones para que nos ubiquen en una fase distinta del resto de las industrias y de la obra pública", remarcaron.

Los empresarios y dirigentes de la construcción recordaron que retomaron su actividad el 11 de mayo y que, desde esa fecha, se estuvo "trabajando ininterrumpidamente sin sumar ni 10 contagios entre los más de 5 mil trabajadores y 500 obras nucleadas".

"A nivel estadístico, los números hablan por sí mismos y nos colocan entre los sectores con menor riesgo de contagio", afirmaron, y remarcaron que en el rubro hay un "seguimiento ejemplar" de los protocolos de trabajo.

Para el Foro de Mar del Plata, la postura del Gobierno "empuja a muchos compañeros a volcarse a las changas donde no hay protocolo que valga y donde el riesgo sanitario es claro". "Queremos trabajar porque si el resto de la industria puede nosotros también", concluyeron.

La medida está en sintonía con el reclamo que también visibilizaron este jueves por la mañana distintos sectores comerciales de la ciudad, que coincidieron en que "sin producción no puede haber salud".

“O abrimos para trabajar con los cuidados necesarios, con la ayuda del Estado, o cerramos nuestras empresas para recibir un salvataje económico que impida nuestra extinción”, plantearon hoteleros y gastronómicos, junto a textiles, gimnasios y representantes de comercios de múltiples rubros.

Compartir
Compartí esta nota