Transmisión comunitaria

18 de Septiembre de 2020 09:23

Qué solución tiene Mar del Plata para descomprimir el "cuello de botella" en los testeos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

La posibilidad de incorporar otro centro de testeado permitiría alivianar la fuerte sobrecarga que hay sobre los laboratorios públicos. La Unmdp tiene la potencialidad para generar una estructura de estas características.

La alarma se encendió con fuerza el útlimo fin de semana: en el escenario más crítico de la pandemia que atraviesa Mar del Plata, la preocupación ya no pasa únicamente por la cantidad de camas y de recurso humano disponible para brindar atención a los pacientes graves con coronavirus, sino por la capacidad de respuesta para realizar testeos que permitan diagnosticar la enfermedad. Sin embargo, en las últiimas horas comenzó a barajarse una posibilidad que permitiría descomprimir la demanda. 

El Instituto Nacional de Epidemiología (INE) Juan H. Jara dejó en claro que tiene un límite, que solamente puede procesar 500 muestras por día y que por esa razón priorizará las muestras que corresponden a pacientes internados y personal esencial, como trabajadores de la salud, agentes de las fuerzas de seguridad o las fuerzas armadas y personas que brinden asistencia a personas mayores. El objetivo es claro: dar respuesta lo más rápido posible a pacientes que ocupen camas de internación para garantizar la movilidad y no afectar los servicios esenciales durante la pandemia. 

El resto de la demanda, cada vez más creciente en un contexto donde los contagios aumentan con cifras récord semana a semana, se reparte entre el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) Oscar Alende, algunas clínicas y otros laboratorios. Hay que tener en cuenta que en la ciudad hay 18 instituciones privadas con capacidad para tomar muestras pero apenas un par tienen estructura para analizar y procesar los hisopados.

En un escenario con una circulación viral tan elevada, las autoridades razonan que no se puede limitar el número de tests y comienzan a analizar alternativas. Y muchos, entonces, miran con fuerte interés a la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) para ofrecer una salida viable a uno de los cuellos de botella que asfixian a General Pueyrredon.

Distintas fuentes de la casa de estudios le aseguraron a 0223 que hay plenas condiciones para generar en el corto plazo un centro de testeado y procesamiento de muestras que brinde un aporte al sistema público. De hecho, la facultad de Ciencias Exactas ya tiene instrumentos relacionados con la práctica de la PCR. "La Universidad tiene potencialidad para generar una estructura que permita hacer grandes testeos", ratificaron.

La idea ya es barajada por las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires pero todavía faltan definiciones para que se pueda tomar alguna determinación en este sentido. "Más allá de la predisposición que pueda haber de la Universidad, la estructura de decisión pasa exclusivamente por el Gobierno", aclararon otras fuentes consultadas.

Se espera que en los próximos días puedan avanzar las conversaciones en cada uno de los ámbitos ministerailes para definir la viabilidad de la iniciativa que podría fortalecer la capacidad de diagnóstico diario. Además de colaborar con los distintos efectores públicos y privados desde marzo, la Escuela Superior de Medicina que depende de la Unmdp ya realizó un  aporte importante con la puesta en marcha del Centro de Telemedicina (Cetec-U).

A partir de la propuesta que formuló el Ministerio de Salud bonaerense, a mediados de agosto la institución universitaria se sumó para realizar con estudiantes un seguimiento telefónico del cuadro de salud de los contactos estrechos de casos sospechosos o positivos de coronavirus. Por medio de ese mecanismo, se busca "cortar" con la cadena de contagios pero también  brindar un apoyo al resto de los profesionales que se desempeñan en las clínicas, hospitales o sanatorios.