Pobreza

30 de Septiembre de 2020 17:29

Mar del Plata es la cuarta ciudad con mayor indigencia de Argentina

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
En Mar del Plata hay 76.938 personas indigentes. Foto: 0223.

Si bien la realidad no escapa de la pandemia, la situación se agudiza desde hace tiempo. En apenas un año, el distrito sumó 36.994 personas en estas condiciones.

A las elevadas cifras de desocupación, Mar del Plata suma un nuevo problema: la profundización de la pobreza y la indigencia. En apenas un año, hubo más de 62 mil ciudadanos que quedaron por debajo de las condiciones básicas y la localidad se consolidó como el cuarto conglomerado con mayor indigencia de Argentina.

Al desmenuzar la información que reveló este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), se observa que de un año a otro 62.084 habitantes de General Pueyrredon que terminaron en la pobreza ante la grave situación social que se recrudeció en el último tiempo por el avance de la pandemia de coronavirus.

Según el Indec, en el primer semestre de 2019 eran 187.913 los marplatenses que estaban sumergidos en la pobreza repartidos en 47.734 viviendas. Doce meses después, el índice afecta a 249.997 habitantes distribuidos en 71.926 hogares.

El nivel de pobreza en Mar del Plata viene en aumento desde hace tiempo. Dos años atrás era del 20,2% y hoy alcanza al 38,9%, casi al doble. Con estos números, General Pueyrredon se coloca como el decimo octavo conglomerado más afectado del país.

La indigencia también se agudizó. En el mismo período el índice se duplicó y trepó de 6,3% a 12%, afectando a un total de 76.938 personas. El desglose de esta información da cuenta que en el saltó del primer semestre de 2019 al del 2020 General Pueyrredon sumó 36.994 indigentes.

De esta manera, junto con Concordia, Mar del Plata es la cuarta localidad del país con mayor población indigente a lo largo y ancho de la Argentina, solo superada por el Gran Resistencia (18,2%), Gran Buenos Aires (13,6%) y Gran Rosario (13,3%).

Del mismo modo que con el desempleo, los índices seguramente se profundizaron por la crisis inédita que provocó la cuarentena por la pandemia de coronavirus. Bajo estas cifras alarmantes, el Ejecutivo busca avanzar en nuevas aperturas para descomprimir la situación económica y social.