Fase 3

9 de Septiembre de 2020 16:59

Textiles aseguran que se rechazan las reaperturas por una "guerra política"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Desde la cámara marplatense del sector lamentaron el revés que dio la Provincia a su petitorio y consideraron que se está afectando al comercio de forma "caprichosa".

Desde la Cámara Textil de Mar del Plata consideraron que el freno a las reaperturas durante la fase 3 de la cuarentena en la ciudad se ve motivado por una "guerra política" entre las administraciones de Guillermo Montenegro y Axel Kicillof y lamentaron que se esté "afectando al sector comercial de forma caprichosa".

"La preocupación es a nivel general. Si uno hace una visión macro, se ve una guerra política y nosotros estamos en el medio. Lamentablemente, los que estamos en el medio de la oposición y el oficialismo son los comerciantes y los trabajadores pero los que se tienen que arremangar para tomar una decisión son ellos", sostuvo Juan Pablo Maisonnave, titular de la institución.

En declaraciones a 0223 Radio, el referente del sector reconoció que es "muy difícil" que la Comisión Especial de Reactivación Económica del Concejo Deliberante pueda avalar nuevas habilitaciones, en paralelo a lo que establezca la Provincia, después de la salida del Frente de Todos, uno de los bloques políticos opositores.

"Fue lamentable su accionar pero ojalá que el Frente de Todos decida volver a la comisión y se pueda poner a disposición para analizar lo que estamos planteando ante ellos", dijo, y añadió: "Con esta situación, vemos todo muy complejo y vemos que se está afectando de forma caprichosa al sector comercial que la está pasando muy pero muy mal".

La declaraciones de Maisonnave surgen después de conocerse la negativa que dio la Jefatura de Gobierno bonaerense a los pedidos de reaperturas que había elevado el Municipio para movilizar la actividad laboral en las obra privadas, los comercios textiles y los locales gastronómicos. "Eso fue un baldazo de agua fría", señaló.

El empresario recordó que solamente se había planteado reducir el factor ocupacional de los comercios del rubro al 50 por ciento respecto de lo que ya estaba permitido en la fase 4. "Si antes podían ingresar dos o tres personas, ahora iba a ingresar una sola. Era una flexibilización de la fase. No iba por otro lado ni era descabellado", entendió.

Según el responsable de la Cámara Textil local, con el retroceso a la fase 3 se "intensificó" la crisis en "muchos comercios" de Mar del Plata y anticipó pronósticos más negativos en el corto plazo. "Esto va a ir empeorando y vamos a tener que hablar de más despidos y comercios", lamentó.

 

 

Compartir
Compartí esta nota