Matías montín

19 de Enero de 2021 11:52

El papá de Matías Montín dijo que su hijo fue a hablar y le pegaron tres botellazos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Carlos Montín, el papá de Matías, contó detalles del ataque en el boliche. Foto: 0223.

Carlos Montín, padre del turista que se encuentra internado en terapia intensiva tras la pelea en un boliche, contó cómo ocurrió el salvaje ataque.

Carlos Montín estaba a punto de acostarse cuando su hija lo llamó para contarle que su hermano había sido atacado en un boliche del complejo Normandina y se encontraba grave. Como estaba, salió hacia el boliche y encontró a su hijo con severas heridas en la cabeza, aunque ya consciente.

El hombre confirmó que Matías Montín, el joven atacado, se encuentra internado en terapia intensiva con un coágulo entre el cráneo y el cerebro, que recibió puntos de sutura en la frente y que las próximas horas serán cruciales para alejar el riesgo de vida. "Todavía se puede desencadenar cualquier cosa. Hay que esperar", contó.

Según la reconstrucción que hizo el hombre ante la consutla de 0223, Matías se encontraba con seis amigos en el boliche Ananá de la Normandina. Uno de ellos fue al baño y uno de los jóvenes de otra burbuja golpeó al amigo de Matías. 

"Los amigos no se pelean nunca con nadie. Salieron de ahí para evitar problemas y Matías trató de acercarse para decirles ya está, porque ellos van todos los días ahí", explicó Carlos. 

En ese momento, sucedió el ataque: le rompieron una botella de champagne en la cabeza, otra en un costado y le arrojaron una tercera botella que lo golpeó, pero no estalló. 

-¿Por qué fue el ataque?- le preguntaron al padre de la víctima

-No sé, porque están locos - respondió.

 

La tarea ahora es identificar a los agresores. Carlos contó que los propietarios del boliche le informaron que están identificados, aunque por el momento no están a disposición de la justicia. "Yo les pedí los nombres y las imágenes de las cámaras porque quiero ver todo", dijo el hombre.

Desde el boliche le informaron extraoficialmente que el grupo de agresores es de Rosario. Carlos contó que el jefe de la Departamental, Lucio Pintos, se acercó hasta el HPC y que también habló con el intendente Guillermo Montenegro quien se puso a disposición de la familia. "Sentí la contención que necesitaba", dijo Carlos.

La familia estaba llevaba 10 días de vacaciones en Mar del Plata, mientras que los seis amigos de Matías habían llegado hace una semana. "Nuestra idea era irnos el sábado, pero parece que nos vamos a tener que quedar más tiempo", agregó Carlos. 

 

Compartir
Compartí esta nota