La inseguridad crece para los remiseros marplatenses: "Sólo nos falta blindarnos"

A un año del crimen que terminó con la vida de Miguel Ángel Luis, desde las empresas Paso Car's y Remicoop advirtieron por los recurrentes y graves episodios delictivos que sufren sus choferes.

25 de Enero de 2021 10:17

Por Redacción 0223

PARA 0223

Se cumple un año de la muerte de Miguel Ángel Luis, el remisero que fue asesinado por Brian Albornoz en el barrio Las Lilas, pero a pesar de los constantes reclamos el escenario de inseguridad no cambió mucho para los trabajadores al volante en Mar del Plata: los responsables de Paso Cars y Remicoop, las principales empresas del sector, reconocieron hechos graves y recurrentes y reclamaron por una mayor custodia en la periferia.

Guillermo Messina, titular de Remicoop, recordó que el fin de semana del cambio de quincena hubo tres vehículos de su firma que fueron baleados en inmediaciones del barrio Fortunato de la Plaza y Santa Mónica. "No lamentamos nada porque la suerte acompañó a los choferes pero acá disparan como si fuese el far west", graficó, ante la consulta de 0223.

El empresario aseguró que los vehículos cuentan con seguimiento por GPS, botones antipánico y "todas las medidas de prevención" pero señaló que esos cuidados no alcanzan para sobreponerse a algunos ataques. "Cuando nos parece dudoso el pedido, no mandamos autos pero si en la calle pasa una moto a tiros ya no depende de nosotros; lo único que falta es que tengamos que blindarnos", expresó.

Messina, además, destacó la colaboración de las autoridades policiales y reconoció al mismo tiempo que "muchas veces no cuentan con los recursos suficientes". "Hablamos mucho con la comisaría sexta y toman medidas pero también vemos que el Municipio pone policía en lugares donde la gente los puede ver como en el centro, y por eso quedan los barrios muy abandonados", denunció.

En la misma sintonía, Horacio Capucho, quien forma parte del Consejo Directivo de Paso Car's - la empresa para la que trabajaba Miguel Ángel Luis -, reconoció que la inseguridad "continúa acechando" a pesar de que hay una "relación constante" con las autoridades municipales y un "buen trato" con los representantes de las fuerzas de seguridad.

"Ellos hacen todo lo posible para darnos apoyo cuando se presenta una emergencia pero la actividad de la delincuencia continúa igual", dijo, y recordó: "Lo de Miguel pasó unos meses antes de la pandemia. Cuando empezó la cuarentena, se cortaron muchísimo los delitos pero porque no andaba nadie en la calle y nosotros también trabajábamos reducidos. Solamente en ese momento la situación estuvo 'controlada'".

El empresario, sin embargo, trazó algunas críticas contra el Poder Judicial y reclamó al respecto un "accionar más fuerte con condenas más duras" para tratar de disuadir los asaltos que sufren los trabajadores al volante. "Durante la pandemia se liberó mucha gente que debía estar presa. Si el trabajador no pudo ir a laburar por el Covid-19, entonces el delincuente se tiene que quedar adentro de la cárcel. Parece que tienen más ventajas que nosotros. Creo que ahí falla el sistema", analizó.

El referente de Paso Car's, además, aseguró que mantiene un contacto fluido con Micaela Noviello, la pareja del remisero asesinado, y lamentó que algunos plazos judiciales se hayan dilatado por la irrupción del coronavirus, si bien la causa que conduce el fiscal Leandro Arévalo ya está elevada a juicio y solo espera por definir la fecha del debate contra Brian Albornoz. "Va encaminado el tema pero lento", señaló.

El reclamo por mamparas y cámaras dentro de los remises

Desde la Unión Sindical de Choferes de Autos Rurales, Remises y Autos de Alquiler con Chofer (Uscarra) exigieron a los titulares de vehículos y a las autoridades de las agencias, "la colocación urgente de mamparas y cámaras filmadoras en todas las unidades de remises y autos rurales".

La entidad gremial reconoció que estas medidas "no van a terminar con la delincuencia" pero consideró que "serán un impedimento más para resguardar no solo la vida y la salud de los compañeros sino para que el pasajero viaje más seguro". "De no tener respuesta de esta 'demanda esencial' para ejercer las tareas de transporte privado de pasajeros, hacemos responsables a los mismos ante cualquier hecho lamentable que pudiera ocurrirles a los trabajadores", advirtieron. 

"En sus manos está el cuidado de nuestros compañeros, no solo en las de la policía. Y en sus manos está el mejoramiento del servicio como así también las condiciones 'indispensables' para el mejor bienestar de los compañeros y sus familias", concluyeron desde Uscarra, en un comunicado.

 

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook