Toque de queda

5 de Enero de 2021 12:26

La Provincia por ahora no hará nuevas restricciones por el crecimiento de casos de Covid

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Kicillof mantiene una reunión con intendentes.

La decisión surgió luego de la reunión del gobernador y los intendentes en San Bernardo. La próxima semana nuevamente se evaluará la situación.

Luego de la reunión que el gobernador Axel Kicillof mantuvo con los intendentes de la provincia de Buenos Aires en San Bernardo, la provincia decidió por el momento no hacer nuevas restricciones aunque preocupa el aumento "alarmante" de casos de coronavirus.

Al comienzo de la conferencia de prensa, el ministro de salud bonaerense, Daniel Gollán dio un breve informe sobre la situación epidemiológica por el Covid-19, donde reafirmó el crecimiento de casos en la provincia, donde precisó en las últimas 3 semanas se produce un "aumento importante” y “pasamos de 1365 a 3200 casos diarios en la provincia”.

"En un breve período de tiempo si seguimos así, vamos a tener una tensión en el sistema sanitario", advirtió Gollán, que precisó que hasta el momento, "hay asignadas 123.000 vacunas" y que esta semana se completará la entrega en los distritos donde hace falta. En ese punto, sostuvo que "ni bien tengamos la autorización de la Anmat por la vacunación a las personas mayores de 60 años, se procederá".

Por su parte, el ministro de Seguridad Sergio Berni, tuvo elogios hacia las políticas sanitarias del gobierno de Kicillof durante la pandemia y aseguró que se "tiene la capacidad para que nadie se quede sin atención". En relación al turismo, el funcionario dijo que las medidas que se están tomando "son para que los comerciantes puedan tener una temporada en pandemia" y al hablar de los "desbordes", responsabilizó a los jóvenes que no cumplen los protocolos por el Covid-19 y les expresó que "ahora tienen esa responsabilidad histórica", de "autoregularse", porque lo que se está haciendo "es para cuidar el trabajo de los argentinos".

Al momento de su alocución, el jefe de gabinete Carlos Bianco, aclaró que "permanentemente" se están tomando medidas por estar regidas en un sistema de fases y que por esta situación, "15 distritos bajan de fase", entre ellos, Balcarce y valoró la decisión de los intendentes, "que privilegian la salud de su población y que algunos son de diferentes signos políticos".

En tanto, el gobernador Axel Kicillof, sostuvo que por la temporada de verano, "hace 4 meses nadie pensaba que podía haber un verano con turistas" y que eso los hace estar "orgullosos" de eso, a pesar que en otros países se cierran las fronteras, aunque advirtió los riesgos que persisten por el coronavirus y dadas estas circunstancias, "tenemos una temporada muy positiva" y "está en funcionamiento".

"Se está viendo un crecimiento marcado de los casos, primero en la ciudad de Buenos Aires, luego en el Conurbano y después en el resto de la provincia", destacó el gobernador, que recordó que "en agosto llegamos a tener 6000 casos, bajó a 1000 y en las últimas semanas estamos en los 3000 casos diarios" y los atribuyó a la mayor circulación y el mayor contacto de gente.

"Hasta tanto la vacuna haya avanzado, hay que evitar lo más posible la movilidad y el contacto", remarcó el mandatario que responsabilizó de eso al "relajamiento por las propias fiestas de fin de año".

"De momento, como nuestro objetivo central es sostener el trabajo y el turismo, mientras no se ponga en riesgo la salud, determinamos que a partir de hoy, es poner muchísima mas énfasis en los protocolos y campañas de cuidado. Tenemos que concientizar no solo a los jóvenes sino a los todos los grupos etarios. Primero vienen los contagios, luego los internados y después las muertes", advirtió Kicillof. 

En esa línea, adelantó que la próxima semana se evaluará en conjunto con la ciudad de Buenos Aires y la Nación, en base al incremento de casos de Covid-19, si habrá algún cambio en torno a las medidas de restricción pero volvió a manifestar que desde hoy "habrá un cumplimiento más estricto de los protocolos" principalmente en los destinos turísticos. 

En relación a la vacunación, Kicillof adelantó que "a fines de enero, principios de febrero, tendremos un millón y medio de vacunas disponibles para vacunar a más y más bonaerenses".

"No queremos que por aquellos que se descuidan, tengamos que tomar medidas más fuertes", dijo el Gobernador, que volvió a insistir con la importancia de sostener el trabajo durante el verano en pandemia y remarcó el "acompañamiento de los 135 intendentes en la medida".

"Vamos a un crecimiento inexorable de los casos porque las decisiones tienen un retardo", mencionó en relación a que los nuevos infectados sean de los últimos 15 días y en torno al registro de casos Covid por la propia dinámica de la temporada y del virus, "es muy compleja para los indicadores", debido a que no se conoce si una persona que se volvió de sus vacaciones, contrajo la enfermedad allí o en su lugar de residencia.

"Si no podemos lograr los contagios en los próximos días, las medidas que habrá que tomar será para el cuidado de los bonaerenses", reiteró.

Hay una posibilidad que esto sea el inicio de la segunda ola. Está en nosotros hacer que esto sea un rebrote”, analizó Kicillof y razonó que “estamos en el momento de evitar que esto sea una segunda ola. Es el momento de cambiar el chip porque esta peligroso, hay mucho riesgo y hay que cuidarse muchísimo más de cara a lo que queda del verano”, completó el Gobernador.