Etiquetado frontal: qué impacto habrá en la venta de golosinas

En Zanetti compartieron su mirada y sus proyecciones sobre la nueva ley que pronto regirá en todas las gondolas del país. También advirtieron por faltantes de huevitos "Kinder".

La nueva legislación establece fuertes prohibiciones para los packagings de algunos dulces. Fotos: Facebook Zanetti.

5 de Noviembre de 2021 08:16

Por Redacción 0223

PARA 0223

En Zanetti, una de las principales casas comerciales que se dedica a la venta de golosinas en Mar del Plata, reconocieron que a partir de la sanción de la ley de etiquetado frontal de alimentos algunos productos de sus góndolas se verán "afectados" pero confiaron en que la próxima puesta en marcha de la legislación no se traducirá en impacto negativo para las ventas.

"Nosotros no somos más que un intermediario entre la industria y el cliente; somos multimarca. Y si bien es cierto que algún producto va a estar más afectado, como lo que son snacks, eso no es nuestro fuerte", dijo Tomás Zanetti, responsable de la reconocida empresa, quien también consideró: "Cuando no hay consumos desmedidos, nada se vuelve prohibitivo".

El comerciante recordó que la reconversión hacia una "vida saludable ya se viene dando hace veinte años" en el sector y ratificó su apuesta por "vender un momento y no un simple producto". "Nuestro slogan es 'Zanetti alegra tu día' y eso refiere a una gratificación, al regalo de una caja de bombones para el Día de la Madre o para el Día de los Enamorados. No pretendemos que nadie consuma caramelos en exceso", remarcó.

Ante la consulta de 0223, el hombre de Zanetti confió que las ventas no se verán alteradas por la implementación de la ley y fundamentó su postura al citar la experiencia de numerosos países que hace tiempo avanzaron con normativas similares en pos de generar una mayor conciencia en la elección de productos "saludables".

"Esto es algo que ya se viene haciendo en Europa y en Latinoamérica era uno de los únicos países que no tenía una ley así. Y en esos lugares si bien se ve que hay una porción de público que deja de consumir, hay otro tanto que mantiene el consumo habitual. Esto pasa por un tema de tiempos y ver cómo reacciona el consumidor de acá", dijo.

El empresario, además, señaló que su cadena de comercios ya ofrece un "mix de productos para todos los gustos" que también abarca opciones más saludables a las tradicionales, al incluir alimentos sin sal o libres de gluten.

"Nosotros estamos en una constante búsqueda por tratar de dar opciones para todos. La verdad que no tomamos a esta ley como una gran preocupación y creemos que las marcas que se lograron posicionar van a seguir por el camino de seguir fortaleciéndose a través de otras estrategias", expresó. 

La ley, a grandes rasgos, obliga a los productores de todo tipo de alimentos envasados a incluir un esquema de etiquetado frontal con octógonos negros que adviertan sobre los excesos en materia de azúcares, sodio, calorías y de grasas saturadas y totales, de manera que se puedan prevenir y combatir enfermedades cada vez más comunes en la sociedad de consumo actual como la hipertensión, la obesidad y otras patologías asociadas a riesgos cardíacos.

 

Faltantes importantes en las góndolas

Dentro del nuevo esquema de etiquetado frontal, se establecen prohibiciones específicas y restringe en todo tipo de alimentos la presencia de personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos y hasta entregar o prometer cualquier clase de obsequio, como accesorios, adhesivos, juegos, descargas digitales, o cualquier otro elemento. Esto impacta de lleno en algunos productos tradicionales como los “Kinder sorpresa", los famosos huevos que en su interior contienen artículos infantiles de regalo.

Sin embargo, a la espera de ver la reconversión de los tradicionales huevitos de chocolate, el comerciante marplatense ya advirtió un faltante en las góndolas que podría pronunciarse en los próximos meses, en función de la inestable situación que atraviesa el gigante alimenticio Ferrero, que hace tiempo definió una reestructuración en el país.

“Estamos discutiendo lo de los huevos Kinder en un momento donde ya hay carencia. Con la versión grande del huevo, por ejemplo, ya se estaba dando que hay escasez y es probable que para fin de año lo dejen de fabricar así que el consumidor va a sentir el impacto porque seguro será difícil encontrarlo”, reveló Zanetti.

Producto de la crisis que agravó la pandemia del coronavirus, el grupo Ferrero decidió en los últimos meses achicar su red de distribuidores en la Argentina para concentrar las operaciones en un menor grupo de mayoristas. De esta forma, la red de venta mayorista de sus productos se habría reducido de 200 a 50 establecimientos, concentrando la comercialización de la compañía en los distribuidores de mayor facturación.

Esta situación no solo lleva incertidumbre a la futura distribución de los “Kinder sorpresa”, sino de otros dulces tradicionales, como los bombones Ferrero Rocher, el dulce Nutella y las pastillas Tic Tac.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook