Vuelta a clases

28 de Febrero de 2021 19:10

Desde este lunes, más de 95 mil alumnos vuelven a clases en Mar del Plata y Batán

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El número de estudiantes se reparte entre 383 escuelas públicas y privadas de General Pueyrredon. Algunas instituciones adoptan una "presencialidad completa", otras una "semipresencialidad" y también hay casos donde la continuidad pedagógica es no presencial.

Y un día, llegó: después de un año de interrupciones, restricciones y profunda incertidumbre por la repentina irrupción de la pandemia del coronavirus, la vuelta a las aulas de los estudiantes comienza a ser una realidad desde este lunes en Mar del Plata y Batán, al igual que en resto de la Provincia y el país.

Autoridades de la Dirección General de Educación de Gestión Privada (Diegep) le precisaron a 0223 que a partir de esta semana son 95.390 alumnos de 383 establecimientos públicos y privados - de nivel inicial, primaria y especial - los que regresan a clases en todo General Pueyrredon.

En lo que respecta a la gestión estatal, son 151 instituciones provinciales las que vuelven a la actividad escolar, albergando a 41.573 alumnos, mientras que en la gestión privada, donde también se incluye a la órbita municipal, el número abarca a 232 escuelas y 53.817 alumnos, según los registros oficiales.

Y al ahondar aún más en ese detalle, desde la Secretaría de Educación del Municipio que conduce Sebastián Puglisi también indicaron a este medio que el comienzo del ciclo lectivo 2021 compromete a 84 establecimientos, de los cuales 33 son jardines, 17 son primarias, 20 son secundarias, 10 son escuelas de formación profesional y 4 se corresponden con instituciones de educación superior. En total, la masa del alumnado que se moviliza por estos espacios es de 25 mil personas.

Teniendo en cuenta el importante movimiento que habrá por las calles de la ciudad a partir de este lunes, desde la Subsecretaría de Movilidad Urbana garantizaron que se regularizarán las frecuencias del transporte público para que haya una disponibilidad de colectivos acorde a la demanda y se evite, de ese modo, que las unidades se conviertan en portales de aglomeraciones, lo cual significa un claro riesgo de contagio de Covid-19.

De todos modos, el regreso a clases no se traduce, en todos los casos, en un regreso a las aulas. En consonancia con la Resolución 387/21 que se definió dentro del Consejo Federal de Educación, el Gobierno de Axel Kicillof estableció tres modalidades de escolaridad: "presencialidad completa" (los alumnos asisten todos los días a la escuela; la mitad, a la mañana, y la otra mitad, a la tarde), "semipresencialidad" (los alumnos asisten a la escuela semana de por medio, de manera intercalada) y con continuidad pedagógica es no presencial.

Las asistencia a cada institución educativa se adecuará de acuerdo a las medidas que imponga cada equipo directivo en su institución, teniendo en cuenta las características edilicias y los elementos básicos de seguridad e higiene disponibles para poder cumplimentar los protocolos sugeridos en el contexto del Covid-19.

El último protocolo que definió la Provincia no determina una cantidad fija de estudiantes por burbuja educativa, sino que establece que el número de los grupos dependerá del tamaño de los espacios áulicos y del cumplimiento del distanciamiento social obligatorio: 1,5 metros entre estudiantes y 2 metros entre los mismos y sus docentes.

Las autoridades bonaerenses también determinaron que las clases presenciales, puntualmente, se organizarán en bloques de una duración máxima de 90 minutos, separados entre sí por un tiempo de descanso de al menos 5 minutos. La ventilación natural será un aspecto clave para respetar: las puertas y ventanas deberán abrirse cada 20 minutos durante un lapso de 5 minutos.

En lo que respecta al uso de tapaboca, es obligatorio para los estudiantes desde el nivel primario en adelante. A partir de la sala de 3 de nivel inicial se promueve su uso todo el tiempo que sea posible. Docentes y auxiliares utilizarán, además, máscaras de acetato. Mientras que se pautan horarios escalonados de ingreso y salida de la escuela para evitar concentraciones.

"Esta presencialidad la tendremos que cuidar entre todos, y tomando las medidas de bioseguridad que nos permitan sostener la mayor presencialidad posible para todos, teniendo en cuenta que tanto la dimensión pedagógica como la socioafectiva son claves para el desarrollo de cada uno de nuestros estudiantes", sostuvo la inspectora jefa Regional de Diegep, Carolina Di Alessio, en diálogo con 0223.

La funcionaria, además, hizo énfasis en que este retorno a la presencialidad "en la gran mayoría de las escuelas es producto del esfuerzo y compromiso de los equipos directivos y docentes de cada institución, de la fuerte inversión en infraestructura, servicios, equipamiento y elementos de seguridad que ha realizado el Gobierno y al compromiso de las entidades propietarias de gestión privada para garantizar las mejores condiciones para este regreso a clases".

"Estamos orgullosos de que nuestros estudiantes puedan ir comenzando progresivamente a retornar a sus aulas. Y este gran logro reafirma el compromiso de todas/os para continuar brindando las mejores oportunidades de educación en esta querida provincia", celebró la referente local de la dirección.

Compartir
Compartí esta nota