Puerto

11 de Marzo de 2021 12:01

Advierten que la exportación de langostinos a Brasil no generará trabajo en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El 80% de la pesca del langostino se descarga en los puertos patagónicos. (Imagen:0223)

Lo afirmó el secretario general del Supa, Carlos Mezzamico, que responsabilizó de la situación a la "rentabilidad empresaria". Pidió a Provincia que intervenga para beneficio del puerto local. 

La reanudación de la exportación de langostinos a Brasil, suspendida desde el 2013, generará un volumen de 50 millones de dólares exportables, que en principio, no beneficiarán a los trabajadores de la pesca de Mar del Plata, según advierten desde el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) de la ciudad.

Carlos Mezzamico, titular del gremio portuense en Mar del Plata, sostuvo en diálogo con 0223, que “solo beneficia a los empresarios” y en tal sentido pidió la intervención del gobierno de Axel Kicillof para realizar “una seria política pesquera”.

"El tema del langostino es lógico que más los va a beneficiar es a los empresarios y no tanto a los trabajadores del puerto de Mar del Plata, porque el 80% langostino se pesca y se descarga en el sur. Las empresas grandes tienen langostineros congeladores y los locales descargan acá. El problema lo tenemos con los cajoneros o fresqueros, ya que ellos emigran al sur y descargan allá", explicó el dirigente.

Ante la confirmación que la Argentina vuelva a exportar a Brasil, Mezzamico adelantó que desde el sector gremial buscarán reunirse con los empresarios "para buscarle la vuelta y que pueda venir algo de trabajo para Mar del Plata, porque si no la situación acá puede complicarse mucho", advirtió.

"La idea es que si hay más abundancia, se pueda traer algo de carga hacia Mar del Plata. En barco y en camiones se trae poco langostino hacia nuestro puerto”, señaló Mezzamico y advirtió que al existir el recurso en los mares del sur, "pocos empresarios suelen venir a la ciudad”.

Para el representante gremial, el mayor obstáculo que existe para que el "oro rojo" se descargue en el puerto marplatense "es la rentabilidad empresaria" y en esa línea "pidió que el gobierno también pueda intervenir" y hacer "una política seria en materia pesquera".

"Hay que sentarse y ver cómo puede distribuirse el trabajo en nuestro puerto. Si el gobierno provincial quiere reflotar y apoyar al puerto de Mar del Plata, que es un polo productivo fundamental, nosotros les decimos a los políticos que la única manera es que vengan los barcos con pescado, no sólo con langostino, sino con otras especies", razonó.

Las ventas de langostinos estaban frenadas por una medida cautelar interpuesta por la Asociación Brasilera de Criadores de Camarón (ABCC), que había alegado cuestiones sanitarias. A comienzos de marzo, el embajador en Brasil, Daniel Scioli agradeció al abogado General de la Unión, al Procurador General del Gobierno Federal y al Ministerio de Agricultura de Brasil, por haber aceptado los “argumentos” expuestos por el Gobierno argentino.

Compartir
Compartí esta nota