Mar del plata

23 de Marzo de 2021 18:21

Montenegro habló del asesinato que provocó el "motochorro" y aseguró que era "totalmente evitable"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El intendente se hizo eco del reciente hecho que protagonizó en Ramos Mejía el delincuente Miguel Alejandro Ochoa y sostuvo que no se trata de "una cuestión política sino jurídica"

El intendente Guillermo Montenegro consideró que era "totalmente evitable" el asesinato que provocó Miguel Alejandro Ochoa, quien permanece detenido desde el lunes a la noche tras estar acusado de matar a la psicóloga María Rosa Daglio (55) cuando la derribó para arrebatarle la cartera en Ramos Mejía.

En redes sociales, el jefe comunal se hizo eco del hecho y ratificó la misma postura que había manifestado en abril, al cuestionar la excarcelación de algunos presos en el marco de la pandemia del coronavirus.

"Hoy nuestra sociedad vivió una situación totalmente evitable. Lo ocurrido en Ramos Mejía se podría haber evitado, y esto no es una cuestión política sino jurídica", sentenció brevemente el responsable del Gobierno local, quien supo desempeñarse como fiscal general y juez federal dentro de Capital Federal.

La crítica del intendente surge después de que se conociera que el “motochorro” que mató a una psicóloga en Ramos Mejía era la misma persona condenada a ocho años y medio de prisión por un hecho similar en el verano de 2016 en Mar del Plata.

El 27 de marzo de 2017 Ochoa fue condenado en Mar del Plata y trasladado al complejo penitenciario de Batán por haber asaltado a dos mujeres, una de las cuales sufrió graves fracturas.

El hombre que en aquel entonces tenía 51 años y en las últimas horas fue detenido por un hecho similar que terminó con la muerte de la psicóloga fue condenado entonces por el delito de robo y robo agravado por ocasionar lesiones graves.

En octubre de 2020, sin embargo, la Justicia de Mar del Plata le permitió tener el beneficio de una salida anticipada que tuvo un trágico final en las últimas horas con la muerte de la psicóloga Daglio.

Compartir
Compartí esta nota