Mar del plata

11 de Abril de 2021 13:01

Quieren reconocer a Casilda, la mujer de 114 años, como "vecina destacada" de Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La supercentenaria que reside en un geriátrico celebró su cumpleaños este jueves.

La propuesta la presentó en el Concejo Deliberante el bloque de la Coalición Cívica. Es por ser la mujer más longeva de la ciudad.

Ya hay una propuesta en el Concejo Deliberante que busca otorgarle el título de "vecina destacada" de Mar del Plata a Casilda Ramona Benegas de Gallego, la mujer de 114 años que se convirtió en la mujer más longeva del país en haberse recuperado del coronavirus y en la cuarta vacunada del mundo con mayor edad.

La iniciativa la impulsó este viernes el bloque de ediles de la Coalición Cívica, que justificó la posibilidad de la distinción a la supercentenaria por ser la persona "más longeva" que vive en la ciudad, según recordó Liliana Gonzalorena, la autora del expediente.

Benegas de Gallego, quien se encuentra en una residencia de larga estadía de la zona norte de Mar del Plata, festejó este jueves sus 114 años junto a familiares y otros residentes del establecimiento.

A mediados de diciembre, la mujer oriunda de Paraguay contrajo la enfermedad después de un brote que se desató en el hogar donde reside. Sin embargo, pudo cursar la infección en forma asintomática y nueve días después obtuvo el alta médica, con 113 años y 259 días de vida.

A nivel mundial, se ubica como la segunda persona más longeva en haberse recuperado: solamente figura detrás de la española Branyas, nacida el 4 de marzo de 1907, según el listado que elaboró el sitio especializado Gerontology Wiki.

El 30 de marzo, en tanto, Casilda recibió el primer componente de la vacuna en el marco de un operativo especial que montaron las autoridades locales del Programa de Atención Médica Integral. Ese día se transformó en la cuarta persona más longeva en ser vacunada con la Sputnik V en todo el mundo.

La mujer supercentenaria nació en el departamento paraguayo de Itapúa. De grande se casó con un español y en 1945 abandonó su tierra natal. Se asentaron en el norte argentino: primero en Jujuy, luego en Corrientes y por último en Chaco, hasta que finalmente se trasladaron de manera definitiva a Mar del Plata. En el 2000 se fue vivir a España junto a su familia, pero en 2013 retornó a La Feliz. A lo largo de su vida, Casilda fue ama de casa. Se dedicó a cuidar a sus dos hijos y a sus nietos.

En marzo, su bisnieta Mayra había contado a este medio que "siempre fue muy sana". "Siempre fue una mujer muy alegre, yo nunca la vi enojada. No es que mantiene una dieta estricta y sana, siempre comió y tomó lo que quiso. Tiene un estomago de hierro que ni el coronavirus le pudo arrancar", había revelado la joven.

Compartir
Compartí esta nota