“Hoy se pudre todo”: la historia del joven que entró con un cuchillo a la comisaría

Lautaro recibió un disparo en la pierna para ser neutralizado. Días antes del hecho, había perdido a su papá y a su abuela por coronavirus. Creen que actuó así por un brote psicótico.

El ataque se produjo el viernes en la comisaría segunda.

3 de Mayo de 2021 14:41

Por Redacción 0223

PARA 0223

La violenta irrupción de un joven armado con un cuchillo en una comisaría de Mar del Plata sorprendió el viernes último cuando se conoció la noticia, que terminó con el agresor herido con un disparo de bala en la rodilla derecha. ¿Qué motivó ese impulsivo ataque? Lautaro venía de atravesar una situación difícil: en menos de una semana había perdido por Covid a su papá y a su abuela.

“Todo indica que tuvo un brote. No tenía patologías de base, pero tampoco estaba en condiciones de declarar. No tiene en claro qué fue lo que pasó”, confió una fuente judicial a 0223.

El fiscal Fernando Castro imputó al joven por el delito de amenazas agravadas por el uso de arma. El viernes, cerca del mediodía, Lautaro ingresó a la comisaría segunda al grito de Hoy se pudre todo, con un cuchillo en su mano con el que amenazó a los policías que estaban allí. Primero intentaron calmarlo hablándole. Sin resultado, un policía le disparó con postas de goma en las piernas, pero el joven solo se retiró unos metros, pero siguió con las amenazas a los efectivos.

Finalmente, un policía sacó su arma reglamentaria y le pegó un tiro en la rodilla derecha para poder neutralizar al joven, que fue trasladado a la guardia del Hospital Interzonal General de Agudos (Higa).

Según pudo reconstruir 0223, el joven que había perdido a dos de sus familiares más cercanos en cuestión de días, el viernes debía rendir un examen en la facultad. La angustia provocada por las muertes, sumado al estrés por el examen generaron un combo explosivo: irrumpió desencajado en la seccional policial.

“Su primo se va a hacer cargo de él, porque la mamá tiene una discapacidad en la columna. Los mismos policías quedaron conmovidos por la historia”, contó a 0223 el exdirector de Protección a la Víctima del municipio, Gastón Herrera, quien viralizó la historia de Lautaro.

El joven sigue imputado y deberá responder por el delito que cometió. No obstante, el fiscal Fernando Castro, a cargo de la investigación, no solicitó que la aprehensión del joven se convierta en detención por lo que recuperó la libertad. A su vez, a la espera de los informes psicológicos y psiquiátricos que determinarán si el joven comprendía lo que hacía en ese momento, el fiscal ordenó la intervención de la Justicia de Familia para que tome cartas en el asunto. “La justicia penal es la última que debería actuar acá. Hay muchos otros efectores del Estado que tienen que responder”, indicaron.

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook