Fase 3

8 de Mayo de 2021 10:37

Volvieron a clausurar un restobar de Güemes por no cumplir con los protocolos básicos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Se trata del local que está en Avellaneda al 1200. Inspección General también labró un acta en una cervecería de Playa Grande por no garantizar el distanciamiento social dentro del comercio.

Un restobar que se encuentra ubicado en la zona de Güemes volvió a ser clausurado este sábado por la Subsecretaría de Inspección General al constatar incumplimientos básicos a los protocolos sanitarios que se exigen a los comercios gastronómicos ante la continuidad de la pandemia del coronavirus.

Se trata del local que está en Avellaneda al 1200, a donde concurrieron, en primera instancia, agentes municipales al advertir el desarrollo de actividades por "fuera del horario establecido" en el decreto de Gobernación y de presidencia.

Con las nuevas modificaciones que estableció la gestión de Axel Kicillof en fase 3 - donde hoy está ubicada Mar del Plata - los bares y restaurantes están obligados a cerrar desde las 23 y no a la medianoche, tal como sucedía anteriormente. El comercio en general, en tanto, debe hacerlo a partir de las 20.

Fuentes oficiales también informaron a 0223 que el lugar "no respetaba el distanciamiento entre personas" en base a lo que está planteado en el protocolo por Covid-19 que se definió para la gastronomía.

A fines de agosto del año pasado, en uno de los momentos más críticos de la pandemia para Mar del Plata, el restobar había sido noticia por un video que se viralizó en redes sociales donde se observó a una importante cantidad de personas bailando al ritmo de música electrónica, en clara señal de incumplimiento de las medidas de prevención que piden hacer respetar las autoridades.

En las últimas horas el Departamento Operativo de Inspección General también labró un acta contra una reconocida cervecería de Playa Grande "por desarrollar actividades comerciales sin respetar el distanciamiento entre personas" y organizar un espectáculo sin tener el permiso de rigor, según se especificó.

Las inspecciones que suele intensificar en cada fin de semana el Municipio en torno a la nocturnidad ponen el foco en fiscalizar el correcto funcionamiento de los comercios; el funcionamiento de salidas de emergencia; matafuegos con carga vigente; habilitación  municipal: el cumplimiento al protocolo provincial del funcionamiento de gastronomía; difusión musical; permiso de espectáculo y control de cierre.

En este marco, los inspectores del área conducida por Marcelo Cardoso realizaron recorridas por avenida Luro, Colón, Alberti, Güemes, Olavarría, Bernardo de Irigoyen y Alem, además del Paseo Costero, desde Playa Grande hasta avenida Constitución. 

 

Compartir
Compartí esta nota