Crisis del coronavirus

12 de Junio de 2021 18:29

Por la pandemia, más de la mitad de los salones de fiestas infantiles cerraron en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
En octubre pasado los dueños de salones protestaron frente al Municipio. (Foto archivo:0223)

Desde la actividad lamentaron la falta de apoyo gubernamental. Afirman que casi no tienen consultas y admiten que algunos espacios se reinventaron para sobrevivir. 

La pandemia demolió la actividad de los salones de fiestas, que a casi 15 meses de iniciarse, provocó el cierre de más de 30 espacios en Mar del Plata, lo que provocó que algunos debieran reinventarse y dedicarse a otros rubros para sobrevivir.

“Los salones de fiestas es uno de los rubros olvidados y siempre nos dejaron atrás. Pedimos abrir en fase 4 en modo restaurante y tuvimos un tiempito abierto pero con las restricciones volvimos a cerrar. Ahora estamos abiertos pero no hay fiestas”, admitió en declaraciones a 0223, Fabián Ullúa, representante de Salones de Fiestas Infantiles.

En ese contexto, el empresario pyme razonó que hay “miedo” en la gente y en la previa a la pandemia “había entre 20 a 25 consultas por día y ahora solo 1 cada dos días y a veces ninguna”.

“Por eso la mayoría cerraron y quedaron menos de la mitad: había unos 60 salones pero por la pandemia más de 30 cerraron”, lamentó Ullúa.

Ante esta dura realidad, muchos de reinventaron y pusieron otros negocios. "Hace 10 años teníamos un salón para grandes y el año pasado lo cerramos. Pusimos una casa de pastas que inauguramos este jueves y lo usaremos para vivir. En el salón no entra un peso", dijo.

Es que los gastos por mes son muchos: si bien hubo exención de tasas municipales, los comerciantes deben hacer frente al pago del monotributo, alquiler y hasta el pago de los créditos a tasa cero que se ofrecieron en 2020 por 150.000 pesos.

“Detrás de un salón de fiestas hay mucha gente, con camareras, animadoras, el que lleva el pochoclo, la decoradora, fotógrafa, el que prepara el pernil”, explicó Ullúa y espero que en septiembre puedan volver a la actividad. “Después veremos que con los pocos salones que quedaron, habrá más trabajo para todos. Ahora entre todos nos ayudamos y hacemos fuerza en este momento”, finalizó.

Compartir
Compartí esta nota