Necochea

16 de Junio de 2021 19:21

El Ejecutivo de Necochea se suma al reclamo por la vuelta de las clases presenciales

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Uno de los puestos que los padres colocaron en el centro necochense para juntar firmas por la presencialidad educativa.

Luego de la reunión que el intendente Rojas mantuvo con un grupo de padres organizados que juntan firmas para el retorno de los chicos a las escuelas, sus secretarios de Salud y Gobierno respaldaron el pedido de flexibilización. En el distrito necochense se registran más de 1.300 casos activos.

El Ejecutivo del partido de Necochea, al mando de Arturo Rojas, uno de los intendentes bonaerense considerados independientes de las fuerzas políticas del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, se sumó definitivamente al pedido que varios de sus pares le hicieron llegar al gobierno bonaerense para que las clases vuelvan a ser presenciales.

La situación epidemiológica en el conglomerado urbano que conforman las ciudades de Necochea y Quequén es una de las más complejas en el sudeste bonaerense. Los casos activos están en franco descenso, pero son aún más de 1.300.

La semana pasada un grupo de padres organizados se reunió con Rojas y este miércoles, dos de sus secretarios más importantes se manifestaron a favor del reclamo de esos familiares para que los chicos retornen a las escuelas.

“Entendemos que tiene que haber una flexibilidad y una intermitencia, más allá del sistema de fases”, aseguró al respecto la secretaria de Salud, Ruth Kalle, quien se acercó hasta las dos carpas que instalaron los padres a fin de juntar firmas que apoyen su pedido.

Tras un breve encuentro, en el que se les presentó a los funcionarios un proyecto de ordenanza elaborado por el bloque Nueva Necochea, Kalle, insistió: “Todos los que estamos en el Ejecutivo queremos que las clases presenciales vuelvan. Por supuesto que con todos los recaudos y protocolos. Vinimos para seguir escuchándolos y para coincidir en esta postura que tienen”, sentenció.

En esa línea la secretaria argumentó: “Hemos comprobado, en el tiempo que hubo clases presenciales, que las burbujas funcionaban, y creíamos que esa iba a ser la dinámica más allá de las fases”.

Para cerrar, Kalle reparó en los criterios para establecer las fases de contención: “Si bien las camas críticas están todas ocupadas, las de moderados están a la mitad. Y en definitiva, de los tres criterios cumplimos dos para estar en Fase 3 y solo uno para estar en Fase 2” por lo que “si sigue al menos este amesetamiento en el que estamos, es probable que en las próximas semanas nos pasen a Fase 3”.

Finalmente, a su turno, el secretario de Gobierno, Jorge Martínez, confirmó que el bloque oficialista “va a acompañar el proyecto que se va a tratar en el Concejo Deliberante este jueves”.

“Esperemos que tenga el acompañamiento de todas las bancadas y que en definitiva sirva para convencer a las autoridades provinciales para que prescindan del sistema de fases de la presencialidad en las escuelas”, concluyó.