Crisis del coronavirus

20 de Junio de 2021 08:14

Por la pandemia, crece la tendencia de comercios que se reconvierten a “esenciales”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Algunos comercios no esenciales se convirtieron en kioscos para afrontar la crisis. (Foto ilustrativa:0223)

Los rubros alimenticio y de expendio de bebidas son los más elegidos porque pueden seguir funcionando aún en las fases más restrictivas. El alto precio de los alquileres es un obstáculo para muchos comerciantes.

El coronavirus obligó a reinventarse a numerosos comerciantes de Mar del Plata que, perjudicados económicamente por las restricciones que imponen las autoridades sanitarias para impedir la propagación del virus. Así fue como muchos decidieron reformar sus comercios y cambiar de rubro para comenzar a vender alimentos, bebidas y otros artículos considerados “esenciales” en el marco de la pandemia por lo que, en consecuencia, se siguen comercializando a pesar de las fases restrictivas.

“En un análisis de la actividad comercial en el último semestre, vemos que hay una variable cualitativa de negocios que se han transformado a rubros esenciales y esto pasa en todos los centros comerciales a cielo abierto. Algunos, creemos, lo han hecho para protegerse ante futuros cierres ante cada ola de la pandemia”, evaluó en diálogo con 0223, Blas Taladrid, presidente de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (Ucip).

En ese aspecto, el dirigente empresario sostuvo que hay “un crecimiento importante” en la apertura de comercios vinculados a la alimentación, como es el caso de pequeños autoservicios, despensas, panaderías, sandwicherías, vinotecas, almacenes de cerveza artesanal y sobre todo de dietéticas, “que han crecido muchísimo” en medio de la pandemia. “A algunos no les quedó otra: era la única manera de sobrevivir”, razonó Taladrid. 

A pesar del duro contexto que viven la mayoría de los comerciantes de la ciudad por las consecuencias económicas del Covid-19, el titular de Ucip valoró que recientemente “se han abierto nuevos locales”, como en Catamarca al 1600, San Martín al 3100 (microcentro); en avenida Juan B. Justo o el paseo comercial de la calle Güemes, “que se ha recuperado de un 2020 muy adverso”.

“Se ve que algunos cierran pero otros en el mismo lugar abren con una inversión en un proyecto nuevo", contó e hizo hincapié en el gran esfuerzo económico que deben hacer los emprendedores para poner en marcha sus iniciativas. "Lo más problemático para el sector -dijo Taladrid- pasa por los alquileres, porque más allá de la desocupación que tienen los locales, los propietarios siguen parados en altos valores de los alquileres. En Güemes y en la zona centro, están alquilando los locales caros entre los 500.000 a 600.000 pesos”, completó el referente de Ucip. 

El último estudio realizado por la Ucip en noviembre del 2020, determinó que desde abril a octubre de ese año, cerraron 218 comercios de Mar del Plata por la crisis económica desatada por la pandemia. 

Compartir
Compartí esta nota