Seguridad

2 de Agosto de 2021 19:58

Una moto y al menos 17 tiros: los enigmas del doble homicidio del barrio San Eduardo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Personal de Policía Científica hizo varias pericias en el lugar del ataque.

La autopsia a los cuerpos de Ezequiel Contreras y Nicolás Vergara se hará este martes. Analizan las cámaras particulares de algunas viviendas de la zona.

Muchos disparos a un auto y una moto que se fue a toda velocidad. Ese fue el dato inicial que recibió el operador que atendió cerca del mediodía del lunes el primer llamado de los vecinos del barrio San Eduardo de Chapadmalal que terminó con el hallazgo de dos hombres acribillados a balazos y con la hipótesis central de estar en presencia de un violentísimo ajuste de cuentas.

La reiteración de disparos denunciada quedó en evidencia con el secuestro de al menos 17 vainas de calibre nueve milímetros mientras que la huída del o los autores en moto aún debe confirmarse con las testimoniales que se incorporarán al expediente a cargo del fiscal Leandro Arévalo.

Lo cierto es que los policías del Destacamento El Marquesado que llegaron a la calle 841 y 2 hallaron el auto Citroen C4 en el que se desplazaban Ezequiel Contreras y Nicolás Vergara cuando fueron sorprendidos en su regreso tras trabajar en una obra en construcción ubicada en las inmediaciones. Los datos aportados por los investigadores en ese lugar no aportaron dato extraño alguno acerca de la labor que los hombres habían realizado durante la jornada.

Más allá de la necesidad de avanzar con una serie de pesquisas que incluye el análisis de algunas cámaras de seguridad privadas que hay en viviendas de la zona, es un hecho que las víctimas –ambas de 45 años- no respondieron de manera alguna el ataque que sufrieron. “Nada ajeno a los elementos de su trabajo en la construcción se halló en el rodado”, confirmó una de las fuentes consultadas por este medio.

La operación de autopsia que se practicará este martes permitirá establecer la cantidad de disparos que impactaron en los cuerpos de las víctimas. Si bien tras el ataque Vergara logró salir del rodado, cayó muerto a escasos metros del lugar donde el auto detuvo su marcha.

El doble crimen con el que abrió agosto, sumado a los diez registrados el mes anterior, elevaron a treinta los homicidios registrados en el año en la ciudad.

Compartir
Compartí esta nota