Uruguay

23 de Agosto de 2021 10:02

Identificaron a los dos pilotos argentinos que murieron en un avión que cayó en Uruguay

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Aeropuerto de Laguna del Sauce, el lugar donde debería llegado el avión.

Kevin Alonso Raggio y Franco Pambouckdjian tenían 22 y 27 años y se dirigían del aeropuerto de San Fernando hasta Laguna del Sauce.

Un avión matriculado en Argentina cayó el domingo en Sierras de las Ánimas, en el departamento de Maldonado, en donde murieron los dos pilotos Kevin Alonso Raggio y Franco Pambouckdjian. 

Los pilotos tenían 22 y 27 años y se dirigían del aeropuerto de San Fernando hasta Laguna del Sauce hasta que estrellarse, aún por causas desconocidas. Tras conocerse la noticia, la Sociedad Argentina de Aviación lamentó el fallecimiento de los dos jóvenes.

Según informó el diario local El Observador, Raggio, que era quien conducía el avión, era instructor de vuelo en el aeropuerto de Morón, se desempeñaba como piloto comercial de primera clase, tenía habilitación de remolque de planeamiento y hablaba tres idiomas.

 

En la misma red social, la Fuerza Aérea precisó que "la aeronave había despegado del aeropuerto de San Fernando y se dirigía al aeropuerto de Laguna del Sauce". "El vuelo, que estuvo bajo control del radar, desapareció del mismo a las 12:43 hora local iniciándose un operativo de búsqueda y rescate por parte de un Aviocar y un helicóptero de la Fuerza Aérea", agregó el comunicado.

La aeronave fue hallada cerca de las 17 en la Sierra de las Ánimas y "al descender el helicóptero en el lugar constató el fallecimiento de los dos tripulantes".

Hasta el trágico hallazgo, la aeronave proveniente de San Fernando estaba en “fase de incertidumbre”, según informó el vocero de la Fuerza Aérea, Coronel Marcelo Lorenze, al diario El País.

Además contó que el Escuadrón Aéreo N° 5 (Helicópteros) de la Fuerza Aérea había comenzado una misión de búsqueda y rescate en la zona del departamento de Maldonado.

Pese a que las causas que provocaron la caída son materia de investigación, las primeras informaciones precisaron que antes del incidente, el piloto solicitó bajar a 1000 pies, presumiblemente por la niebla, pero desapareció del radar y no aterrizó en su destino previsto.

Según precisaron expertos en aeronavegación, en el trayecto que separa a Buenos Aires de Punta del Este existe un “corredor visual”, una ruta aérea en la cual hay que respetar una determinada altura. Por el mal clima, el piloto habría bajado a mil pies de altitud para tener visibilidad, cuando se necesitan entre 2.500 y 3.000 pies para evitar las cimas de los cerros.

Compartir
Compartí esta nota