Mar del plata

15 de Septiembre de 2021 12:10

Qué es y por qué se festeja Yom Kippur

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Cada 10 de Tishrei, la colectividad judía celebra el "Día del Perdón".

Desde hace 3.333 años, cada 10 de Tishrei, la comunidad judía celebra el Día del Perdón, una festividad sagrada dedicada a la oración y la penitencia.

El Yom Kippur o Día del Perdón se celebra cada 10 de Tishrei y es una de las festividades sagradas del pueblo Judío. Es un día que está dedicado completamente a la oración y tiene una serie de reglas para que el hombre, en su esencia, sea revelada ante el creador.

De acuerdo a la explicación del Rabino Zalem Lipiski, responsable del Templo Gabriel de Mar del Plata, la celebración se remonta a 3.333 años atrás cuando, tras cruzar el Mar Rojo para liberarse de la esclavitud de los egipcios, Moisés subió al Monte Sinaí, permaneció 40 días con sus noches y bajó con las tablas de la Ley, que destruyó al ver a su pueblo adorando a un becerro de oro. Al ver las faltas cometidas, Moisés regresó al Sinaí y permaneció allí hasta que el Señor perdonara a su pueblo y regresó con el perdón otorgado. Pero no era un perdón de celebración, entonces ascendió por tercera vez y cuando bajó, el 10 de Tishrei, se estableció la fecha como el primer Yom Kippur. 

“Es una jornada de introspección en la que se revela la esencia de la persona con el creador”, explica a 0223 el referente de la Jabad Lubavitch local. El Día del Perdón tiene cinco reglas claras: durante la jornada está prohibido beber y comer -a menos que la persona tenga una afección que no le permita cumplir con esta opción-, mantener relaciones sexuales, utilizar aceites corporales y calzado de cuero. "Es un día dedicado a la oración en la que se manifiesta el alma sobre lo material”, explica.

Según detalla Lipiski, si bien para la comunidad no judía las reglas pueden ser vistas como un "castigo", la idea no es que la jornada se convierta en un día de sufrimiento. Por el contrario, se propone que el hombre sea comparado con ángeles y por tal motivo debe alcanzar la purificación del alma. “La esencia del día es alcanzar el perdón”, dice.

Las reglas para alcanzar el perdón no son una solución mágica sino que se utilizan como “un camino a” ya que hay dos tipos de pecado: el pecado con Dios y el pecado para con otra persona. Para redimirse de los pecados cometidos hacia Dios, la comunidad judía realiza el Yon Kippur al pie de la letra; mientras que cuando se trata de pecados cometidos hacia otra persona, además de cumplir con las reglas establecidas, se debe buscar el perdón de la persona a la que se le causó la ofensa.

Desde las 18.23 de este miércoles y hasta las 19.21 del jueves, la comunidad judía local estará dedicada a la lectura de plegarias y el Majzr, un libro que compila textos bíblicos y escritos talmúdicos, poemas de la Edad Media y nuevos textos. Al finalizar la jornada, el Señor habrá perdonado las faltas de los fieles y, entonces, será tiempo de celebración. “El mensaje de perdón es para todos, no es algo exclusivo de la comunidad judía. Es un reconectarse con la esencia”, concluyó Lipinski.

Compartir
Compartí esta nota