Turista baleado: la casa de Daprotis al 4100 ya había sido un escenario sangriento

Hace cinco años una mujer y su hija fueron baleadas en la misma casa donde anoche un turista recibió un disparo e hirió a un delincuente que intentó asaltarlo. 

La vivienda de Daprotis al 4100 vuelve a ser escena de un confuso hecho de sangre.

21 de Enero de 2022 17:00

Por Redacción 0223

PARA 0223

El 3 de enero de 2017 una madre y su hija de 8 años, oriundas de Viedma, denunciaron que fueron atacadas a balazos en Beltrán y la Costa: la pequeña recibió dos disparos en las piernas y su madre fue rozada por una bala. El violento ataque llamó la atención de los investigadores que no lograron encontrar testigos, ni registros en las cámaras de lo ocurrido. Finalmente y acorralada por los investigadores la mujer se quebró y contó que el hecho, en realidad, había sido en una vivienda y que el ataque fue un “mensaje” para la pareja de la mujer. ¿Por qué este caso resurge hoy? Porque la casa en la que estaban es la misma donde un turista fue baleado e hirió a un delincuente este jueves por la noche.

Sí. La vivienda blanca, con rejas bajas de madera pintadas de bordó, ubicada en Daprotis al 4.100 fue escenario de los dos hechos de sangre. El dato ya está en poder del fiscal especializado en entraderas, Mariano Moyano, que si bien sostiene la hipótesis original del caso no descarta ninguna posibilidad, incluso que no se haya tratado de un robo.

Hace cinco años, Alicia Mambraeni fue atacada a balazos cuando dormía junto a su hija en esa vivienda. La había alquilado unos días antes y, según confesó a la justicia, el ataque había estado motivado por la fuga de su pareja, Iván “Chanchi” Becerra, un expolicía que se había fugado del penal de Viedma meses antes.

Cuatro personas baleadas en la misma en los últimos cinco años.

 

Luego de ser heridas, la mujer fue hasta la casa de una amiga en Los Talas al 3200 y esta mujer las llevó a ambas al Hospital Materno Infantil donde fueron atendidas y constataron que estaban fuera de peligro.

La investigación, entonces giró en torno a la búsqueda de Becerra en Mar del Plata, luego de su audaz fuga del penal de Viedma. La detención del peligroso delincuente llegó en abril de ese año cuando el expolicía fue detenido en el barrio Las Avenidas.

 

El caso del turista baleado

Este nuevo hecho está en plena etapa investigativa. Este jueves por la noche, dos delincuentes con ropa policial se metieron en la vivienda ocupada por un turista de 30 años que se encontraba junto a otro hombre, oriundo de Mar del Plata.

Hasta el momento, los investigadores saben que uno de los delincuentes logró escapar con 200 mil pesos, mientras que su cómplice se trenzó en una lucha con el turista que logró zafarse de uno de los precintos que le habían colocado. En el marco de la causa, ya se secuestraron dos celulares, según lo que pudo confirmar este medio.

En ese momento se produjeron los disparos, uno de los cuales le pegó en el pie al hombre de 30 años que estaba en la vivienda y otro impactó en el muslo de uno de los delincuentes que quedó tirado en el piso. Tal como reveló 0223, ese delincuente había sido condenado por un delito previo

 

Los videos difundidos por 0223 del lugar del hecho muestran cómo la víctima, con una herida en el pie, logró quedarse con dos armas que en principio serían de los delincuentes: una la que él mismo le sacó al ladrón herido y otra que perdió o arrojó quien logró fugarse. A su vez, creen que en el hecho participó una tercera persona que los esperaba en un auto por Patagones.

A partir de estos hechos, el fiscal Mariano Moyano debe terminar de dilucidar si la motivación fue una entradera y además saber si había algún tipo de conocimiento previo entre los delincuentes y las víctimas.

Comentarios de usuarios de Facebook