El film que narra uno de los casos de abuso más impactantes de Mar del Plata podrá verse este fin de semana | 0223

El film que narra uno de los casos de abuso más impactantes de Mar del Plata podrá verse este fin de semana

La película de Susana Nieri narra cómo la hija del juez marplatense Edmundo O’Neill descubrió que su padre era un abusador.

Eleonora Wexler protagoniza el film dirigido por Susana Nieri

12 de Noviembre de 2022 08:52

Por Redacción 0223

PARA 0223

La historia del juez marplatense Edmundo O’Neill, al que veintisiete mujeres señalaron como su abusador sexual de la infancia fue llevada a la pantalla grande y este fin de semana podrá verse en este fin de semana en el Teatro Colón de manera gratuita en el marco del Festival Internacional de Cine.

El film protagonizado por Eleonora Wexler y César Bordón fue filmado en Mar del Plata con la dirección de Susana Nieri y relata cómo Rosario, la hija del magistrado toma conocimiento de las atrocidades perpetradas por su padre.

“Me interesaba narrar esta idea de que el abusador no es un muestro que vive en un planeta extraño sino que un abusador puede ser tu papá, tu tío, tu abuela… esa es la trama principal que quería mostrar”, sostuvo Nieri a 0223 cuando comenzó el rodaje del film en el mes de julio.

En esta línea, la cineasta independiente reconoció que con “Algo incorrecto” se proponía narrar la red de complicidades en los casos de abuso intrafamiliar y recorrer el camino que va desde lo que le pasa al personaje principal con los abusos que descubre por parte del papá y lo que pasa con todos esos personajes secundarios que son las víctimas y que también van a aportando a la construcción de la narración. 

La primer denuncia contra O Neill por abuso registrada por la justicia de Mar del Plata data del año  2004. Dos años más tarde la investigación quedó en la nada ya que las autoridades entendieron que la acción penal quedó “extinguida” por el paso del tiempo entre la denuncia y la presunta comisión de cada hecho.

O’Neill fue denunciado por más de 27 mujeres por haberlas abusado sexualmente cuando tenían entre 6 y 12 años, aunque se estima que el número de víctimas asciende a 35 y de ese total sólo 12 llegaron a testificar en el juicio en su contra. 

O'Neill elegía a sus víctimas por proximidad. Las niñas abusadas eran hijas de vecinas, sobrinas y amigas de su hija y, de acuerdo a los testimonios, los abusos perduraban en el tiempo. El juez murió en 2015 sin condena judicial. Durante el juicio, llegó a decir: “Yo sé que he hecho algo incorrecto pero no siento culpa”.