Asientos rebatibles, piso antideslizante y elevadores: así serían los colectivos de los próximos 15 años | 0223

Asientos rebatibles, piso antideslizante y elevadores: así serían los colectivos de los próximos 15 años

El nuevo pliego que elevó el intendente Montenegro para licitar el transporte público aspira a que el servicio llegue a contar con la presencia de 507 colectivos de "piso bajo" circulando por Mar del Plata. 

El Servicio Integrado de Transporte Urbano promete hacer foco en la accesibilidad. Foto: archivo 0223.

13 de Noviembre de 2022 09:29

Por Redacción 0223

PARA 0223

En 15 años, Mar del Plata tendría en sus calles 507 colectivos de piso bajo. Al menos, esa es la meta que fijó el gobierno de Guillermo Montenegro en el nuevo pliego que envió este viernes al Concejo Deliberante para licitar el servicio del transporte público.

Dentro del Servicio Integrado de Transporte Urbano (Situ), la accesibilidad  fue uno de los ejes contemplados por las autoridades, al exigir a las empresas que eventualmente resulten ser concesionarias en la ciudad la incorporación de una importante flota de vehículos de piso bajo para que puedan ser usados, sin inconvenientes, por personas con movilidad reducida.

La llamada línea "Anular", que se considera el "corazón" de funcionamiento del Situ, debería contar con colectivos accesibles desde el primer día. En el caso del resto de las líneas, la incorporación de este tipo de unidades se daría de manera paulatina y progresiva.

"La incorporación de Vehículos de Piso Bajo (VPB) a lo largo de esta etapa, se hará de la siguiente manera: en la Línea Anular se dispondrá, desde el inicio, de la totalidad de la flota (100%) conformada por VPB; en el resto de las líneas, se incluirán a partir del comienzo del 2do año de concesión (mes 13) y en las cuotas que se describen en el Artículo 4.5 de Título II(*)", se estableció en el pliego licitatorio al que accedió 0223.

(*) Así serían incorporando los colectivos accesibles en los diferentes grupos de líneas de transporte.

A su vez, en la misma documentación se definen una serie de requisitos de los colectivos a incorporar. En primer lugar, se pide que tengan los "complementos necesarios que permitan el ingreso y egreso de un usuario con silla de ruedas, como mínimo, con posibilidad de arrodillamiento y rampas retráctiles con estándar EURO III o la que establezca la normativa vigente".

"El compromiso de incorporar rampas y elevadores en un mínimo del 30% de las unidades de cada grupo, solo puede ser incumplido cuando la cuota de vehículos de piso bajo sea superior al 70% de la flota del grupo de líneas, en cuyo caso se deberá cumplir con una cuota que aseguré que todas aquellas unidades que no son piso bajo dispongan de rampas", se aclaró en el expediente que confeccionaron los equipos técnicos de la subsecretaría de Movilidad Urbana, a caro del ingeniero Dante Galván.

Cuáles son los diferentes grupos de líneas y que recorrido abarcarán.Cuáles son los diferentes grupos de líneas y que recorrido abarcarán.

A su vez, se establece que "el piso del coche se revestirá con material antideslizante y poseerá un área de pasillo de tránsito sin desniveles que deberá cubrir no menos de 40% del área total de circulación del vehículo, donde se ubicarán la puerta de ascenso y una para el descenso de pasajeros y llevará una franja de señalización de quince centímetros de ancho en los bordes de entrada y salida del vehículo".

Los colectivos también tendrán "asientos reservados de diferente color, tornando notoria su condición de preferenciales" y "bordes con contraste de color para facilitar la percepción de desniveles o curvas a personas con visión reducida y/o adultos mayores". En última instancia, se plantearon otras exigencias más específicas como:

• Contar con al menos una puerta de noventa centímetros de ancho libre mínimo para el paso de una silla de ruedas.

• Contar con al menos dos espacios destinados a sillas de ruedas en el interior, con los sistemas de sujeción correspondientes para éstas, pudiéndose ubicar en los dos lugares, según las necesidades, dos asientos rebatibles.

• Los accesos tendrán pasamanos a doble altura. El interior contará, además, con pasamanos verticales y horizontales.

• Todos los barrales (pasamanos) serán de color amarillo (ral 1023) evitando cualquier otra tonalidad.

• Las máquinas validadoras de boletos electrónicos o similar deben ser posibles de accionar por todos los pasajeros con una altura máxima de 130 y 105 centímetros desde el nivel del piso a la boca de pago y contarán con un barral y asidero vertical en ambos lados.

• No podrán utilizarse ni colocarse sistemas de molinetes u otros sistemas que dificulten o impidan la movilidad y circulación de los pasajeros. La circulación deberá tener un ancho mínimo de setenta centímetros salvo que sea utilizada por personas en sillas de ruedas, en cuyo caso el ancho del mínimo será de ochenta centímetros hasta el lugar reservado para alojar las sillas.

• Todos los pulsadores deberán contar con una señal luminosa y sonora que indique la efectivización de la llamada y el pulsador dispuesto en las zonas de emplazamiento de la silla de ruedas, deberá producir una señal visual intermitente en el puesto de mando del conductor y en la zona de descenso. Esta señal se identificará con el “Símbolo Internacional de Ascenso” según el pictograma aprobado por la norma IRAM 3.722.

• Pulsador colocado a no más de 120 centímetros de altura para solicitud de parada con extensión de rampa que indique al chofer la necesidad de extender la rampa en dicha parada.

Con la presentación del pliego del viernes en el Concejo Deliberante, el intendente Montenegro hace su segundo intento por tratar de instalar el Situ en Mar del Plata. La primera presentación la había hecho en diciembre del 2020. Sin embargo, el tratamiento en el cuerpo deliberativo mereció diferentes críticas de la oposición y el proyecto se estancó hasta morir en el archivo en mayo del 2021. En aquel entonces, la concesión se planteaba por 20 años y no por 12 años como ahora, con posibilidad de prórroga por otros tres años más.