Toma en Las Heras: las familias abandonan la parroquia y buscan dónde quedarse | 0223

Toma en Las Heras: las familias abandonan la parroquia y buscan dónde quedarse

Lo confirmó este mediodía el padre Hernán David de la iglesia Santa Rita. Este jueves habrá una nueva mesa de diálogo en busca de solucionar el problema habitacional.

Luego del almuerzo, las familias que ocuparon los terrenos en Las Heras abandonarán la parroquia. Foto archivo:0223

9 de Noviembre de 2022 14:14

Por Redacción 0223

PARA 0223

Este miércoles a la tarde las familias que a fines de octubre protagonizaron la ocupación de un predio del barrio Las Heras abandonarán la parroquia Santa Rita, lugar donde estaban viviendo a la espera de una solución a su problema habitacional por parte del municipio.

La situación fue confirmada por el padre Hernán David, referente de la parroquia Santa Rita, que señaló que luego del almuerzo, la gente se irá del lugar. “Son entre 40 y 45 personas que estaban viviendo con nosotros desde hace unos días y pasaban la noche. Durante el día algunos se iban a trabajar, los nenes iban a la escuela y algunos nenes pequeños se quedaban con su mamá. Este jueves a las 15 se hará la mesa de diálogo en la sociedad de fomento de Las Heras, donde buscará priorizar cada una de las familias y viendo que haya una solución en lo inmediato”, dijo el párroco en declaraciones a 0223.

En ese contexto, el cura lamentó que las más de 40 personas que debieron desalojar los terrenos ocupados en Fortunato de la Plaza al 8700, tras un impresionante despliegue policial para su desalojo, aún no tengan un lugar para pasar la noche. “Quisieron irse, algunos a casas de familiares y en otros casos, el Municipio busca que puedan estar en algún parador. Esperamos que en la mesa de diálogo se puede resolver en el corto plazo”, completó el religioso.

El viernes se realizó el primer encuentro de la mesa de diálogo que busca solucionar el grave problema habitacional de casi un centenar de personas que ocuparon un terreno en el barrio Las Heras el pasado 23 de octubre. Luego del desalojo pacífico, las familias se refugiaron en la parroquia ubicada en la avenida Vértiz y Heguilor y fueron asistidas por personal municipal de Desarrollo Social y de Desarrollo Productivo para la generación de empleo.