Por falta de financiamiento, advierten que hay grandes inversiones paralizadas hace meses en el Parque Industrial | 0223

Por falta de financiamiento, advierten que hay grandes inversiones paralizadas hace meses en el Parque Industrial

Entre los empresarios del predio de ruta 88 hay gran preocupación y reclaman la reapertura de líneas de crédito subsidiadas por parte del Gobierno. “Seguimos a la espera de respuestas”, dijo su presidente, Alberto Chevalier, a 0223.

Gihon Laboratorios tuvo que postergar la construcción de una planta para fabricar vacunas. Foto: archivo 0223.

5 de Diciembre de 2022 07:56

Por Redacción 0223

PARA 0223

Sin líneas de financiamiento a la vista y con la asfixia que supone el avance de la inflación, el futuro de algunas inversiones en el Parque Industrial General Savio muestra un horizonte incierto. Entre los empresarios del predio de ruta 88 hay gran preocupación por la falta de líneas de crédito subsidiadas y reclaman respuestas del Gobierno nacional para tratar de reencauzar proyectos paralizados desde mitad de año, a partir de la crisis generalizada que profundizó la repentina renuncia de Martín Guzmán al Ministerio de Economía.

“Hace cinco meses que los financiamientos se cortaron. Todas las tasas, hasta las subsidiadas, están muy altas y se hace bastante difícil pedir financiación. Hubo muchas inversiones que se habían planeado para un mes determinado y que tuvieron que correrse seis u ocho meses para adelante. Todos los empresarios con los que hablo están en la misma situación”, advirtió Alberto Chevalier, el presidente del consorcio que administra el Parque Industrial, en declaraciones a 0223.

El hombre de Gihon Laboratorios no solo habla por la experiencia de otros sino por las consecuencias de la propia experiencia personal. Una de las metas más importantes que había trazado para mediados de este 2022 consistía en avanzar con la construcción de una planta de proteínas recombinantes, infraestructura indispensable para hacer posible un proyecto aún más ambicioso: el desarrollo de la Argenvac 221, una de las primeras vacunas argentinas contra el coronavirus.

Hoy, sin embargo, la inversión de más de 300 millones de pesos sigue postergada con “fecha incierta”. “Las líneas de financiamiento que nos habían prometido han desaparecido. Y las tasas actuales del mercado nos obligan a replantear el modelo de construcción por etapas”, señaló, y agregó: “Hay que armarse de paciencia, y ver cómo sacamos adelante inversiones que son muy grandes, en un escenario con mucha inflación e inestabilidad. Pero la verdad es que las condiciones están complicadas para invertir”.

Otro factor que condiciona aún más el escenario tiene que ver con las restricciones para importar. En el caso de la fábrica de producción de biotecnológicos que proyecta Chevalier, se prevé incorporar tecnología de punta pero las actuales limitaciones de mercado que acusa por parte del Gobierno también suman una barrera a la hora de dar el salto final para concretar la inversión. “Importar casi que está prohibido. Y nosotros necesitamos equipos para producir que no se hacen en Argentina. No hay otra forma de conseguirlos”, cuestionó el reconocido científico.

A pesar de la falta de definiciones oficiales, Chevalier destacó que mantiene un “canal de diálogo abierto” con parte del equipo económico de Sergio Massa y, especialmente, con funcionarios de la secretaría de Industria y Desarrollo Productivo, a cargo de José Ignacio de Mendiguren, para hacer llegar estos planteos. De hecho, en el intento por satisfacer parte de la demanda de financiamiento que exige el sector industrial, las autoridades ya prometieron el lanzamiento de la línea “Crear”.

“El problema es que esa línea todavía no está operativa en el Banco Nación y ni siquiera sabemos con qué plazo, con qué gracia y con qué tasa va a salir. En todos estos meses, seguimos esperando. Y son muchas las empresas de nuestro Parque a las que les pasa lo mismo, que necesitan incorporar equipamiento y sumar inversiones para producir y vender en forma directa y no lo pueden hacer”, lamentó Chevalier.

El laboratorio de Chevalier es una empresa de Base Tecnológica (EBT) con más de 25 años de historia en General Pueyrredon que, entre sus productos, desarrolla la molécula Thimerosal, el conservante más utilizado en todo tipo de vacunas, debido a su eficiencia, eficacia y bajo costo. Gihon es el único productor de este insumo a nivel mundial que cumple con todas las farmacopeas y especificaciones internacionales.

Además del obtener el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Gihon Laboratorios firmó en 2016 un contrato con la Fundación Bill Gates para garantizar el suministro de este conservante para la vacunación de cualquier enfermedad, sobre todo en los países de escasos recursos o en vías de desarrollo.