Acusado de balear a la murga de Aldosivi negó los hechos y dijo que estaba en una carnicería | 0223

Acusado de balear a la murga de Aldosivi negó los hechos y dijo que estaba en una carnicería

Santiago Sosa dio una declaración exculpatoria ante Leandro Arévalo en Tribunales. El fiscal sostiene la hipótesis de que el ataque se dio en el marco de una interna entre barras.

El sospechoso seguirá alojado en la Unidad Penal 44 de Batán. Foto ilustrativa: archivo 0223.

7 de Diciembre de 2022 18:28

Por Redacción 0223

PARA 0223

El acusado de ser uno de los autores del ataque a tiros a una murga identificada con el Club Atlético Aldosivi en el barrio Cerrito Sur, en el que resultaron heridas cuatro personas, entre ellas un nene de 4 años, negó los hechos que se le imputan y dijo que en ese momento estaba trabajando en una carnicería. Finalizado el trámite que se hizo este miércoles en el octavo piso de Tribunales, Santiago Sosa fue trasladado nuevamente al complejo penitenciario de Batán.

Las fuentes judiciales consultadas por 0223 confirmaron que Sosa estuvo acompañado por un abogado particular que alcanzó a la Unidad Funcional de Instrucción N°7 un video de las cámaras de seguridad del negocio donde, según su versión, estaba trabajando al momento del ataque.

Dijo que era la carnicería de un amigo y que estaba trabajando en ese lugar como se ve en el recorte del video que alcanzaron. Ya la fiscalía le pidió a la DDI que consiga el ‘material crudo’ para evacuar las citas que dejó esa declaración”, señalaron.

La hipótesis sobre la que trabajó el fiscal Arévalo apunta a una interna en la barra de Aldosivi. Según la investigación los dos atacantes tenían un objetivo claro cuando pasaron por la plaza de calle 59 y Gianelli y dispararon contra los murgueros: matar al “Indio” Coman, presunto jefe de la barra brava del club.

Tal como se informó, Santiago Sosa: está involucrado en la investigación por el atentado contra los autos de los jugadores de Aldosivi en el predio de Punta Mogotes. Por esa causa estuvo detenido dos semanas junto a su hermano Lucas, aunque la Justicia de Garantías lo excarceló bajo una serie de reglas de conducta que ambos debían cumplir.

En virtud de que permanecen imputados, se les impidió acercarse a menos de 500 metros de las viviendas de los damnificados y tampoco podían acercarse a menos de 10 cuadras del predio Salvador “Tatore” Vuoso donde se incendiaron los autos de los jugadores.