“Lo mataron delante de los hijos, sólo queremos una buena condena”

La familia de Esteban Ariza, asesinado en noviembre de 2018, está presente en el juicio que se realiza en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº4.

José, hermano de la víctima, reclama que ambos imputados sean condenados.

10 de Mayo de 2022 13:59

Por Redacción 0223

PARA 0223

Familiares y amigos del hombre asesinado de un disparo en la plaza del barrio 2 de abril en noviembre de 2018 luego de una discusión porque le tiraban nísperos y piedras a la casa participaron de la segunda audiencia en el juicio que se le sigue a un sujeto de 25 años y a su padre en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº4 y pidieron que ambos sean condenados por el homicidio.

José, hermano de Esteban Ariza, le dijo a 0223 que esperan que tanto “Pato” como “Cali” Fernández sean condenados por el hecho ya que el primero de ellos disparó y el segundo manejaba el auto desde el cual le dispararon. “Vamos a ver lo qué pasa, pero tiene que haber una buena condena y pagar por lo que hicieron”, agregó.

“Ellos dicen que fue un accidente, que mi hermano le tocó el arma cuando se acercó a hablar al auto, pero de la nada le dieron un tiro en el pecho y lo mataron delante de los hijos”, indicó.

Durante un cuarto intermedio en la segunda jornada del debate que se realiza en el quinto piso de Tribunales, el hombre indicó que su cuñada y los sobrinos debieron mudarse tras el hecho porque familiares de los imputados los amenazaban. “Alquilaron la casa en la que vivían porque está a pocas cuadras de la de los asesinos y se mudaron al puerto para evitar problemas”, detalló.

Por último, José se mostró satisfecho por la tarea que llevó adelante el Ministerio Público Fiscal tanto en la etapa inicial a cargo de Fernando Castro como en el último tiempo por parte de Florencia Salas. “Estuvimos siempre acompañados”, confirmó.

Los hechos

Si bien el balazo que terminó con la vida de Esteban Ariza se disparó cerca de las ocho de la noche en la plaza ubicada en la calle Cisneros al 500 del barrio 2 de Abril, el conflicto se originó poco antes tras una discusión que la víctima mantuvo con unos chicos que arrojaban piedras y nísperos contra su casa.

Tal como informó en su momento 0223, Ariza habría salido de su vivienda y agredido a los menores, lo cual habría motivado la intervención del padre de uno de ellos. A 100 metros de la casa se registró una violenta pelea en la que habrían participado varias personas y en la que se efectuó el disparo mortal.

Al tomar conciencia de la gravedad de la herida de Ariza, “Pato” y “Cali” lo subieron a bordo de un Peugeot 206 y lo trasladaron al Higa donde, a partir de la insistencia en consultar por su estado de salud y por los primeros datos recabados en el barrio, fueron aprehendidos.

Tres días después del hecho y luego de una extensa labor de personal de Bomberos a partir de los datos recabados por los investigadores, se halló en el pozo ciego de la casa de los imputados una pistola que habrían descartado después del ataque. El arma era una pistola calibre .22 similar a la vaina secuestrada y al plomo recuperado durante la autopsia de Ariza

Comentarios de usuarios de Facebook