Extraen un gliptodonte en el geoparque Pun Antü de Balcarce

El ejemplar del extinto gran mamífero acorazado podrá ser visitado en poco más de un año luego de diversos procesos de intervención.

Tras ser extraído, el gliptodonte fue levantado por una retroexcavadora.

12 de Mayo de 2022 17:43

Por Redacción 0223

PARA 0223

En las primeras horas de la tarde de este jueves se produjo la extracción final de los restos fósiles de un gliptodonte hallado en la zona del geoparque Pun Antü.

La tarea, después de varias semanas de trabajo, fue coordinada y concretada por paleontólogos del Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia de Mar del Plata.

Matías Taglioretti, referente del Observatorio del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico (Opap) Litoral Atlántico Norte, dependiente del Centro de Registro del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico (CRePAP) de la Dirección de Patrimonio Cultural de la provincia de Buenos Aires, explicó que la desvinculación del sedimento donde estuvo atrapado el gliptodonte fue compleja.

“El caparazón es una pieza complicada de sacar, porque tiene mucho volumen y es muy frágil, por lo que se puede destruir en cualquier momento”, detalló Taglioretti al respecto de las dificultades del trabajo efectuado.

En cuanto a la metodología empleada, el especialista contó que se realizó “vía un medio de protección con yeso y se lo levantó con la pluma de una retroexcavadora”.

Del procedimiento también participaron otros expertos como Fernando Scaglia, Victoria Sarasa y Darío Porrini.

El gliptodonde data de hace más de dos millones de años.

La futura ubicación del gliptodonte

Consultado sobre el futuro inmediato de la pieza, el especialista indicó: “La idea es que el contenedor en donde fue depositado en el geoparque se convierta en un pequeño laboratorio donde asistan estudiantes de la Tecnicatura de Paleontología de Miramar y representantes locales, con orientación nuestra, quienes harán los trabajos de preparación del material hasta llegar al curado final y exposición”.

Taglioretti especificó que todo el proceso en cuestión demandará poco más de un año y medio, quedando a la vista de quienes visiten el parque.

Los especialistas y el contenedor donde podrá visitarse en el futuro el gliptodonte.

Según se detalló, la pieza principal está representada por el caparazón dorsal de un gliptodonte, al cual se suman restos del estuche caudal, anillos caudales, mandíbula, vértebras y costillas.

El caparazón se encontraba recostado sobre uno de sus laterales, posición que no permite el vaciado de sedimento del interior de la coraza, por lo cual el bochón final tiene potencial de contener más restos en su interior que ayudarán a determinar con mayor precisión la especie recuperada.

En cuanto a la edad se estima que es del Pleistoceno inferior a medio, esto es 2.5 a 1 millón de años atrás. Este animal se encontró en el interior de su antigua madriguera, una paleocueva de 1.1 metros de diámetro, razón por la cual es más difícil determinar su edad relativa, ya que las cuevas se emplazan en estratos más antiguos.

La excavación para extraer el gliptodonte. (Foto Carlos Montefusco)

Creación de un museo de ciencias naturales en Balcarce

Durante las tareas de excavación se hallaron y extrajeron restos de otras dos especies de gliptodontes junto con restos de roedores que permitirán completar aún más el conocimiento de la fauna prehistórica de Balcarce y la zona.

Estos nuevos hallazgos paleontológicos, sumado a las islas de biodiversidad que representan las sierras de Balcarce, entusiasman a la gestión municipal, con la creación de un Museo de Ciencias Naturales.

Comentarios de usuarios de Facebook