Massa pidió señalar a los jueces que "benefician a asesinos al volante"

El titular de la Cámara de Diputados encabezó un encuentro con "Madres del Dolor". Entre ellas, estuvo presente Mónica Kenkis, la mamá de Fran Murcia, quien fue brutalmente asesinado en Mar del Plata por Santiago Aquindo. 

Massa atendió a Jenkins y más de 100 familias de víctimas de todo el país.

21 de Mayo de 2022 11:46

Por Redacción 0223

PARA 0223

“Hay jueces que benefician a los asesinos al volante y hay que señalarlos”, dijo el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, al encabezar un encuentro del Observatorio de Víctimas Del Delito en el marco de la Semana Mundial de Acción por la Seguridad Vial.

A través de las agrupaciones "Madres del dolor" y "Familias con fuerza", cerca de 130 familias de todo el país pudieron acercarse al recinto de la Cámara Baja. Entre los presentes estuvo Mónica Jenkis, la mamá de Fran Murcia. el joven de 33 años que en octubre del 2018 fue asesinado junto a Pablo Pereira por Santiago Aquindo en la zona de Constitución.

Desde Diputados invitaron a participar a las ONGs para que pudieran expresarse sobre los proyectos de Alcohol Cero al Volante; la Ley Tahiel y el proyecto para limitar la velocidad máxima en los barrios a 30 kilómetros por hora.

“Es importante que tengamos la capacidad de aprovechar el instrumento que representa el Observatorio para poner blanco sobre negro a nuestra sociedad, a esos jueces que tardan 5, 6, 7 años en impartir justicia, que buscan los vericuetos y los escondites de los Códigos para tratar de beneficiar a los asesinos que, en lugar de usar un revólver, usan un vehículo”, dijo Massa, al destacar el rol del Observatorio de Víctimas que depende de su Cámara.

Jenkins fue la representante marplatense en el encuentro por la Semana Mundial de Acción por la Seguridad Vial.

Bajo esa lógica, el líder del Frente Renovador insistió en que es necesario mostrarle a la sociedad argentina “a aquellos jueces que no cumplen con su tarea y revictimizan a la víctima y a su familia cuando, en nombre de derechos y garantías inexistentes, terminan beneficiando a los que asesinan al volante”.

“Desde el Congreso y del Observatorio hay que visibilizar a aquellos que, en su rol de impartir justicia, ignoran el dolor y desigualdad que existe y creen que las víctimas son sólo un número”, finalizó Massa.

Del encuentro también participaron la directora del Observatorio de Víctimas de la Cámara de Diputados, Sandra Rossi; el ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera; y el ministro de Transporte de Buenos Aires, Jorge D’Onofrio.

“Nos vamos conformes. Planteamos nuestras necesidades y nos escucharon. El presidente Sergio Massa nos aseguró que a partir del lunes se avanzará en las comisiones y seguiremos avanzando en los proyectos", dijo Viviam Perrone, integrante del Observatorio de Víctimas y referente de Madres del Dolor.

Satisfacción

Jenkis, la mamá de Francisco Murcia, destacó la instancia de participación y valoró la posibilidad de que avance la ley "Tahiel" contra las picadas callejeras y el proyecto para endurecer las penas contra quienes provocan siniestros bajo los efectos del alcohol o de sustancias estupefacientes.

Ante la consulta de 0223, la madre de Mar del Plata también revindicó la importancia de reducir a 30 kilómetros por hora la velocidad máxima en determinadas zonas, algo que poco a poco se intenta instalar en distintos sectores de la ciudadtal como anunció recientemente el municipio en Plaza España.

Francisco Murcia tenía tres hijos de 10, 12 y 14 años cuando Aquindo le quitó la vida.

"Si vas a 40 kilómetros por hora, hay un 60% de posibilidades de que muera la persona que es atropellada. Y solo bajando 10 kilómetros por hora, ese porcentaje de muerte baja al 10 por ciento. Por eso lo estamos pidiendo", enfatizó la mujer, que espera en los próximos días por una resolución clave en Tribunales relacionada al caso de su hijo.

En la madrugada del 31 de octubre del 2018, Aquindo  terminó con la vida de los dos jóvenes motociclistas al chocarlos en Constitución y Roldán. El joven conducía a más de 130 kilómetros por hora, descalzo y con semáforo en rojo.

El 29 de abril de este año, tras cinco días de debate, un jurado popular resolvió un veredicto no condenatorio contra el joven después de declararlo "inimputable" al entender que había sufrido un brote psicótico al momento del hecho, circunstancia que le impidió comprender la brutal criminalidad de los actos que provocó.

Por esta fecha, la Justicia debe definir si aplica o no una medida de seguridad contra el conductor. La fiscalía y los particulares damnificados pidieron que se le imponga una internación involuntaria por el lapso de entre 8 y 10 años, mientras que los abogados defensores de Aquindo consideraron que no es necesaria implementar ninguna medida para su recuperación psicológica. La decisión final se conocerá este martes por la tarde.

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook