La de Dolores es el agua termal más antigua de América | 0223

La de Dolores es el agua termal más antigua de América

Muestras analizadas en China vía un convenio con el Conicet reflejaron datos sobresalientes sobre el agua del parque termal dolorense y sus propiedades.

En el parque termal de Dolores hay alojamiento y varios hoteles, uno de ellos a inaugurarse en este invierno del 2022.

12 de Julio de 2022 18:33

Por Redacción 0223

PARA 0223

Desde la municipalidad de Dolores dieron a conocer una sobresaliente información vinculada a un estudio sobre la antigüedad del agua termal existente en la ciudad y a sus propiedades, con comparaciones continentales de gran relevancia.

La presentación de los datos estuvo a cargo del doctor en Ciencias Geológicas, investigador del Conicet y director del Instituto de Geología de Costas y del Cuaternario e integrante del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras de Mar del Plata, Daniel Martínez.

Junto al especialista participaron del acto de divulgación del informe el Secretario de Gobierno de la comuna de Dolores, Jorge Gisondo, y el concejal Leandro Oldoni.

Gisone, Oldoni y Martínez en la presentación de los datos del informe sobre las aguas termales.

Según se detalló las muestras de agua extraídas del parque termal dolorense fueron analizadas en China gracias a un convenio que tiene ese país con el Conicet.

El estudio abarcó el análisis de varios acuíferos de la provincia de Buenos Aires (además de las termas de Dolores se incluyeron a las de Gral. Belgrano).

La información suministrada señaló que la de Dolores es el agua termal más antigua del continente americano, con 1.137.000 años de existencia.

Para realizar el trabajo local desde el municipio se requirieron los servicios de la doctora en hidrología médica, María Lorena Vera, considerada una de las profesionales más prestigiosas de la Argentina en estudios sobre las propiedades de las aguas termales.

El parque termal de Dolores abrió en 2015.

Datos del informe de las aguas termales en Dolores

Sobre el análisis de las aguas termales de Dolores se brindaron varios detalles, entre ellos, que la temperatura es de 42° centígrados.

Las mismas actúan como estimulantes sobre las funciones orgánicas y metabólicas, mejoradoras del trofismo celular y de los procesos de cicatrización y reparación tisular, favoreciendo la circulación sanguínea y linfática.

Esta agua se puede administrar por vía tópica en inmersión, por chorros y masajes bajo ducha. Sin olvidar que es un agua muy interesante para la maduración en aguas cloruradas de una arcilla para crear el peloide propio de las termas de Dolores.

Para las afecciones respiratorias, en forma de vapor, tiene indicación para enfermedades del tracto respiratorio, tanto de vías respiratorias superiores, sinusitis, rinitis, laringitis, faringitis y otitis; como profundas, bronquitis crónica, proceso bronco obstructivo crónico o procesos asmáticos.

Para las afecciones reumatológicas, las principales indicaciones de estas aguas son los trastornos reumatológicos, destacando entre otros la artrosis de los miembros, raquialgias crónicas, fibromialgia, reumatismos inflamatorios no articulares, tendinopatías crónicas, síndromes algoneurodistróficos, estados post-traumáticos, estados post-quirúrgicos de aparato locomotor, etc.

Sobre las afecciones dermatológicas, sirven para enfermedades dermatológicas como: psoriasis, eccemas, quemaduras, secuelas de cirugía plástica y reparadora, secuelas de tratamientos contra el cáncer (xerosis, radiodermitis, cicatrices, fisuras, problemas bucales post-quimio y radioterapia), secuelas en la piel asociados a adelgazamiento masivo, eritrosis, ictiosis y liquen plano.