¿Se vienen billetes de 5 mil y 10 mil pesos? | 0223

¿Se vienen billetes de 5 mil y 10 mil pesos?

Con la llegada de Ángel Mario Elettore a la Casa de la Moneda, parece haberse acelerado el proceso de discusión para lanzar billetes de mayor denominación.

Los altos índices inflación producen que con el paso del tiempo se necesiten cada vez más pesos para pagar un mismo bien o servicio, por ende, se vuelve engorroso el manejo del efectivo en denominaciones baja. Si bien se estimula cada vez más el uso de dinero digital, el efectivo en argentina aun ocupa un importante lugar.

Los billetes de $500 y $1.000 son los más utilizados por ser los “más grandes” sin embargo han quedado “chicos” y eso se evidencia además con los datos de emisión del Banco Central de “los horneros” ya que creció en volumen un 27% sólo en dicho período.

En ese contexto, en el Senado se encuentra un proyecto para crear billetes con denominaciones más altas, elaborado por la tucumana Beatriz Ávila, de Juntos por el Cambio. La iniciativa pide que el Ministerio de Economía incite al Banco Central de la República Argentina y a la Casa de la Moneda, emitan billetes de 2 mil, 5 mil, 10 mil y 20 mil pesos.

La legisladora, entre los motivos de su presentación, remarcó que un billete de 100 pesos en 2019 equivale hoy un total de 586 pesos "por el efecto inflacionario". Lo mismo hizo con el billete del hornero: "Un billete de $1.000 debería ser uno de $9.000 ajustado por inflación".

Si bien hasta ahora se había frenado cualquier emisión de billetes de más valor al actual, se necesitan cada vez más papeles con el dibujo del hornero para realizar las compras cotidianas, pero al mismo tiempo, se emite mayor cantidad de ejemplares para cubrir la demanda.

Según datos oficiales informados por el Banco Central, sólo en el último mes de 2022 se emitieron 659 millones de billetes de $1.000. Es decir, el incremento de estos ejemplares en todo diciembre fue de 27% respecto al total que ya circulaban en bancos y el público en general.

La erosión del poder adquisitivo del billete desde su salida a la calle muestra el efecto deletéreo de la inflación. En 60 meses, desde diciembre de 2017 a diciembre de 2022 la inflación acumulada fue de un abrumador 825 por ciento. Ergo, para preservar el poder adquisitivo que tenía al nacer, el billete de mayor denominación debería multiplicar su valor nominal por 9,25 para seguirle el ritmo a la suba de los precios al público. Esto es, debería ser de 9.250 pesos.

Según trascendió el Ministerio de Economía estaría así decidido a emitir billetes de mayor denominación, que podría llegar a $5.000 o incluso a $10.000, considerando los enormes costos que genera para el propio BCRA, para las empresas y los ciudadanos e incluso para el medio ambiente por la necesidad de transportar una cantidad de papel cada vez más grande.