“La casa nos quedó chica, no es que queramos derribarla" | 0223

“La casa nos quedó chica, no es que queramos derribarla"

Así lo aseguró el Presidente del Colegio de Magistrados, el Juez Néstor Conti, ante el pedido para que se desafecte el chalet de Brown y Olavarría del Código de Preservación Patrimonial.

El Colegio de Magistrados explicó los motivos por los cuales quiere desprenderse del chalet.

10 de Diciembre de 2014 17:34

Por Redacción 0223

PARA 0223

Mediante un proyecto de ordenanza, tal como reveló 0223, el intendente Gustavo Pulti le requirió al Concejo Deliberante que desafecte del Código de Preservación Patrimonial el inmueble ubicado en Brown Nº 1401, donde funciona la sede del Colegio de Magistrados. Desde la ONG Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano cuestionaron duramente la decisión del Ejecutivo local.

A través de un comunicado, el Colegio de Magistrados del Departamento Judicial de Mar del Plata este miércoles brindó detalles sobre el trámite que está llevando adelante ante el Ejecutivo local para desafectar la sede de la entidad como bien patrimonial. La entidad explicó que “el trámite se inició hace cuatro años, siguiendo todos los pasos que indicó la administración municipal, hasta que desde el Ejecutivo se decidió no expropiar la casa, dadas las dimensiones de la misma que no sirven para oficinas de ningún tipo, según dictamen de la Oficina de Catastro. Por esfuerzos propios, el inmueble se encuentra en muy buenas condiciones de preservación patrimonial, por el trabajo de años, llevado adelante por las autoridades del Colegio que invirtieron importantes cifras de dinero para mantenerla en las buenas condiciones en que se encuentra”.

A su vez, los magistrados destacaron que “no está en el ánimo demoler la casa, sino que dadas sus pequeñas dimensiones, hace varios años que dejó de ser el lugar adecuado para las actividades y servicios que se le deben brindar a los asociados, motivo por el cual se necesita tener una sede más grande que posibilite realizar las labores sociales, culturales, societarias y académicas que debe desempeñar el Colegio, las que hoy no pueden hacerse en el Chalet. Por tal motivo, nos vemos obligados a contratar y/o pedir prestados espacios de otros colegios de profesionales para poder concretarlas”.

Al mismo tiempo, remarcaron que “es importante destacar que el ánimo de las autoridades del Colegio es que la casa siga siendo preservada, por lo que han decidido ofrecerla a la venta a un precio muy conveniente, por debajo del precio de mercado, para quien desee preservarla, demostrando así que están dispuesto en hacer un esfuerzo más a favor de la casa, que evidentemente no les es de utilidad”. “Al momento de ser adquirida por el Colegio, la pequeña vivienda cumplía con su rol, ya que había menos de 50 asociados, pero que en la actualidad se superan los 350, proyectando ampliar considerablemente ese número en el próximo año, a lo que se suma la cantidad de servicios que hoy se agregaron y que, lamentablemente, el inmueble no tiene las dimensiones que requieren”, se añadió.

Para finalizar, el Presidente del Colegio de Magistrados, el Juez Néstor Conti, remarcó que  “la casa nos quedó chica, no es que queramos derribarla, ni producirle un daño, pero necesitamos venderla para hacer una nueva sede en otro lugar. Nuestros asociados se merecen un lugar de reunión, encuentro y desarrollo académico y profesional que hoy no le podemos dar. Hasta ahora la cuidamos mucho y gastamos mucho dinero en mantenerla, pero nos tenemos que ir de allí. No nos queda otra alternativa luego que el municipio decidió que no la podía expropiar”.        

Por su parte, la Asociación Civil Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano anunció que llevará adelante este jueves un abrazo simbólico al chalet ubicado en Brown y Olavarría. “Ante un nuevo pedido de desafectación de un bien patrimonial, se vuelve a hacer evidente la necesidad de una pronta y eficiente política municipal que los resguarde”, indicaron en las redes sociales.