RADIO
EN VIVO
imagen

Mauricio araujo

24 de Noviembre de 2018 19:57

Gatillo fácil: después de 6 años, imputan a un policía por el crimen de un joven en el barrio San José

Mauricio Araujo tenía 20 años cuando cayó muerto en una vereda de Formosa y 20 de Septiembre el 23 de diciembre de 2012. Desde ese día su familia luchó para que "se haga justicia y pague el responsable".

Tras la lucha incesante de la familia de Mauricio Araujo -el joven de 20 años que fue asesinado de un balazo en el estómago por un policía el 23 de diciembre de 2012 en Mar del Plata- para que se declare justicia, este viernes se dio a conocer oficialmente que el policía de la Bonaerense que efectuó el disparo, Rodolfo Lorenzo, fue imputado.

Después de seis años y de haber pasado por cinco fiscales, la doctora Andrea Gómez se encuentra desde el año pasado a cargo de la investigación y es quien dictó la imputación de Homicidio Calificado para el oficial de seguridad provincial.

La presentación escrita se hizo pública el mismo día que en Mar del Plata se realizó la cuarta edición de la Marcha de la Gorra en la que decenas de jóvenes de la ciudad caminaron por las calles del centro pidiendo por el fin de la violencia institucional.

"Luchamos contra todo, contra la justicia, la policía, la sociedad", dijo la hermana del joven, Marisa Araujo. La familia cree "desde el principio" que este es otro caso más de gatillo fácil.

Mauricio perdió su vida "casi instantáneamente" tras recibir un disparo en el estómago sobre una vereda de la zona de Formosa y 20 de septiembre, en el barrio San José, cerca de las 4 de la mañana de aquel domingo, donde se encontraba inconsciente por haber recibido previamente "un balazo en el brazo y un culatazo en la frente". 

"No fue legítima defensa como lo quiso hacer ver la Policía", sentenció la hermana este sábado por la mañana en diálogo con 0223 y contó que hay testigos que pueden confirmarlo. "Incluso un vecino dice que mi hermano se identificó diciendo su nombre porque él no estaba haciendo nada malo", dijo. Araujo se encontraba con su primo y un amigo cuando fueron brutalmente atacados por los efectivos policiales. 

Todo indicaría que Lorenzo fue asistido por al menos otros dos policías más. Entre ellos uno que le "plantó un arma" al joven y otro quien le habría indicado al ahora imputado que dispara sobre el cuerpo tumbado. Sin embargo, por el momento ninguno de los dos "cómplices" fue imputado.