0223.com.ar
Cinco tiros, venganzas y pactos de silencio: la historia de una condena

Cinco tiros, venganzas y pactos de silencio: la historia de una condena

Por Redacción 0223

Salvio Leonel Palavecino fue condenado por tentativa de homicidio por atacar a Alexis Juárez. Había sido acusado por otros dos hechos similares, pero ante la falta de testimonios la fiscalía retiró la acusación. Dos años después la víctima fue detenida por la masacre de El Martillo.

Las idas y vueltas de expedientes judiciales y el entrecruzamiento de causas en los que se repiten los nombres en calidad de víctima o imputado regaló un nuevo capítulo esta semana con la condena a cinco años y cuatro meses de prisión a un sujeto de 24 años acusado de balear a joven hace tres años en el barrio Las Heras. Salvio Leonel Palavecino había sido sobreseído en otras dos causas similares luego de que la fiscalía retirara la acusación tras el silencio de testigos y familiares de las víctimas durante el juicio.

El juez Néstor Conti validó el acuerdo de juicio abreviado presentado por las partes, consideró que Palavecino fue la persona que baleó a la víctima desde una motocicleta con la intención de ocasionar su deceso. El herido recibió al menos cinco disparos, fue trasladado por un amigo al HIGA y tuvo una milagrosa recuperación: su nombre es Alexis Rodolfo Juárez, dos años más tarde fue detenido acusado de participar en la masacre del barrio El Martillo y aguarda la realización del juicio a realizarse los próximos meses.

 

El origen

La tarde del 16 de marzo de 2015 Palavecino y una persona que no pudo ser identificada interceptaron a Juárez y un amigo que se desplazaban en moto en la equina de Heguilor y Benito Lynch. Cuando descendieron del rodado y sin mediar palabra alguna, el imputado efectuó disparos contra Juárez y lo dejó mal herido en el lugar.

Ese ataque generó una primera reacción que terminó con otros dos hermanos de la víctima internados en el HIGA. Tal como informó oportunamente 0223, Juárez presentaba cinco balazos con orificio de entrada detrás de la oreja derecha, en el tórax y tres en los glúteos. Pocas horas más tarde sus hermanos Cristian y Lucas –que habían ido a buscar venganza- también ingresaron heridos y el primero de ellos falleció poco después.

 

Silencio en el Tribunal

Palavecino junto a Fabio Molina, Federico Rodríguez y Alejandro Rodríguez y llegaron a juicio por el asesinato de Cristian Juárez y por un ataque anterior contra la misma persona. En los debates realizados en los Tribunales 1 y 3 el resultado fue el mismo: el fiscal Alejandro Pelegrinelli debió retirar la acusación luego de que los testigos no aportaran datos, modificaran parte de lo dicho durante la instrucción penal preparatoria y que sus versiones dejaran sin efecto las pruebas presentadas en los informes periciales.

 

Un cierre diferente

El ataque que protagonizó hace tres años tuvo un final diferente a partir de la declaración que el propio Alexis Juárez dio oportunamente. “Me encuentro completamente seguro que de quien se encuentra registrado como Salvio Leonel Palavecino es a quien yo me he referido como “Pepe”, fue quien me disparó y casi me mata. Estoy seguro de esto”, señaló en Tribunales.

Ese relato coincidió con el que dieron en su momento otras personas que nombraron a un tal “Pepe” como el autor de los disparos y con el resto de las pruebas colectadas que le permitieron al magistrado tener “un cuadro de total certidumbre” sobre la responsabilidad del imputado.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 se descartaron cuestiones eximentes de la responsabilidad penal ye valoró como atenuante el buen concepto y la falta de antecedentes del imputado. En cuanto a los agravantes –tal lo acordado por las partes- se valoró la modalidad con la que fue cometido el hecho “habida cuenta que el causante efectuó diversos disparos con un arma de fuego en medio de la vía pública, lo cual pudo ocasionar un perjuicio aún más gravosos al verificado en las presentes”.

El juez halló a Palavecino coautor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y lo condenó a cinco años y cuatro meses de prisión.

 

De víctima a imputado

Luego de su milagrosa recuperación y de enterarse que uno de sus hermanos había sido asesinado cuando intentó vengar esa agresión, el nombre de Alexis Juárez volvió a aparecer en las crónicas policiales casi dos años más tarde, aunque en un rol diferente.

El joven fue detenido el 10 de mayo de 2017, apenas dos días más tarde de los enfrentamientos, disparos e incendios que culminaron con el linchamiento de Nelson Alderete. Imputado del delito de incendio y homicidio doblemente agravado por su comisión con ensañamiento y con el concurso premeditado de más de dos personas, en concurso ideal aguarda con otras cuatro personas la realización del juicio.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Cinco tiros, venganzas y pactos de silencio: la historia de una condena

Salvio Leonel Palavecino fue condenado por tentativa de homicidio por atacar a Alexis Juárez. Había sido acusado por otros dos hechos similares, pero ante la falta de testimonios la fiscalía retiró la acusación. Dos años después la víctima fue detenida por la masacre de El Martillo.

Foto ilustrativa.

Las idas y vueltas de expedientes judiciales y el entrecruzamiento de causas en los que se repiten los nombres en calidad de víctima o imputado regaló un nuevo capítulo esta semana con la condena a cinco años y cuatro meses de prisión a un sujeto de 24 años acusado de balear a joven hace tres años en el barrio Las Heras. Salvio Leonel Palavecino había sido sobreseído en otras dos causas similares luego de que la fiscalía retirara la acusación tras el silencio de testigos y familiares de las víctimas durante el juicio.

El juez Néstor Conti validó el acuerdo de juicio abreviado presentado por las partes, consideró que Palavecino fue la persona que baleó a la víctima desde una motocicleta con la intención de ocasionar su deceso. El herido recibió al menos cinco disparos, fue trasladado por un amigo al HIGA y tuvo una milagrosa recuperación: su nombre es Alexis Rodolfo Juárez, dos años más tarde fue detenido acusado de participar en la masacre del barrio El Martillo y aguarda la realización del juicio a realizarse los próximos meses.

 

El origen

La tarde del 16 de marzo de 2015 Palavecino y una persona que no pudo ser identificada interceptaron a Juárez y un amigo que se desplazaban en moto en la equina de Heguilor y Benito Lynch. Cuando descendieron del rodado y sin mediar palabra alguna, el imputado efectuó disparos contra Juárez y lo dejó mal herido en el lugar.

Ese ataque generó una primera reacción que terminó con otros dos hermanos de la víctima internados en el HIGA. Tal como informó oportunamente 0223, Juárez presentaba cinco balazos con orificio de entrada detrás de la oreja derecha, en el tórax y tres en los glúteos. Pocas horas más tarde sus hermanos Cristian y Lucas –que habían ido a buscar venganza- también ingresaron heridos y el primero de ellos falleció poco después.

 

Silencio en el Tribunal

Palavecino junto a Fabio Molina, Federico Rodríguez y Alejandro Rodríguez y llegaron a juicio por el asesinato de Cristian Juárez y por un ataque anterior contra la misma persona. En los debates realizados en los Tribunales 1 y 3 el resultado fue el mismo: el fiscal Alejandro Pelegrinelli debió retirar la acusación luego de que los testigos no aportaran datos, modificaran parte de lo dicho durante la instrucción penal preparatoria y que sus versiones dejaran sin efecto las pruebas presentadas en los informes periciales.

 

Un cierre diferente

El ataque que protagonizó hace tres años tuvo un final diferente a partir de la declaración que el propio Alexis Juárez dio oportunamente. “Me encuentro completamente seguro que de quien se encuentra registrado como Salvio Leonel Palavecino es a quien yo me he referido como “Pepe”, fue quien me disparó y casi me mata. Estoy seguro de esto”, señaló en Tribunales.

Ese relato coincidió con el que dieron en su momento otras personas que nombraron a un tal “Pepe” como el autor de los disparos y con el resto de las pruebas colectadas que le permitieron al magistrado tener “un cuadro de total certidumbre” sobre la responsabilidad del imputado.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 se descartaron cuestiones eximentes de la responsabilidad penal ye valoró como atenuante el buen concepto y la falta de antecedentes del imputado. En cuanto a los agravantes –tal lo acordado por las partes- se valoró la modalidad con la que fue cometido el hecho “habida cuenta que el causante efectuó diversos disparos con un arma de fuego en medio de la vía pública, lo cual pudo ocasionar un perjuicio aún más gravosos al verificado en las presentes”.

El juez halló a Palavecino coautor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y lo condenó a cinco años y cuatro meses de prisión.

 

De víctima a imputado

Luego de su milagrosa recuperación y de enterarse que uno de sus hermanos había sido asesinado cuando intentó vengar esa agresión, el nombre de Alexis Juárez volvió a aparecer en las crónicas policiales casi dos años más tarde, aunque en un rol diferente.

El joven fue detenido el 10 de mayo de 2017, apenas dos días más tarde de los enfrentamientos, disparos e incendios que culminaron con el linchamiento de Nelson Alderete. Imputado del delito de incendio y homicidio doblemente agravado por su comisión con ensañamiento y con el concurso premeditado de más de dos personas, en concurso ideal aguarda con otras cuatro personas la realización del juicio.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar