RADIO
EN VIVO
imagen

Judiciales

12 de Octubre de 2019 15:02

Miembros de la “Banda del Comedor” se negaron a declarar y seguirán detenidos

La investigación comenzó en abril de este año. Roles, lugares de acopio, transporte y lugares de venta de la organización narco que operaba en el barrio Alto Camet.  

Acompañados por defensores particulares las seis personas que fueron detenidas el viernes a la noche por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado Mar del Plata acusadas de comercializar estupefacientes usando como pantalla un "comedor infantil" se negaron a declarar en Tribunales. Todos seguirán detenidos mientras avanza la investigación a cargo de los fiscal Daniela Ledesma y Leandro Favaro.

Fuentes oficiales confirmaron a 0223 que la investigación –que incorporó una gran cantidad de prueba en fotos y videos- estableció que al menos desde comienzos de abril Jessica Rioja, Oscar González, Maximiliano González, Estefanía González, María elena Yanirir y Yéscica Morales comercializaban desde distintos domicilios en forma habitual y organizada estupefacientes al menudeo.

Antes de solicitar las órdenes de allanamiento que se hicieron efectivas de modo simultáneo el viernes por la noche, los investigadores confirmaron que comercializaban especialmente cocaína y algo de marihuana en un par de “points” a  los que un hombre identificado como Omar Orlando Rioja abastecía. Por los datos incorporados, este sujeto que permanece prófugo sería quien encabezaba la operatoria de la banda.

Durante la investigación quedó comprobada la venta al menudeo que hacía la banda a partir de la interceptación en diferentes días y horarios de compradores con pequeñas cantidades de cocaína. “La mayoría lo hacía desde un domicilio ubicado en Sciocco entre Vuelta de Obligado y arroyo La Tapera donde viven dos de los detenidos”, confirmaron fuentes oficiales.

Tal como se informó, dos jóvenes de 24 y 33 años y cuatro mujeres, de 26, 32, 33, 54 años quedaron alojados en la alcaidía penitenciaria de Batán y en el Destacamento Femenino. Cuando este mediodía fueron trasladados a Tribunales y tras consultarlo con los abogados Martín Bernat y Lucas Tornini, todos se negaron a declarar.

Tanto en el primero de los domicilios como en otro de la calle Cianchetta y en el “comedor” equipado con hornos y cocinas secuestraron cocaína –tanto compactada en piedra como fraccionada-, una menor cantidad de marihuana, dinero en efectivo, balanzas de precisión, unos quince celulares y dos armas de fuego.