RADIO
EN VIVO
imagen

El escribiente

10 de Noviembre de 2019 18:22

“La vida es aquello que molesta mientras uno trata de leer” sentencia el premiado escritor Mariano Quirós

El escritor Mariano Quirós visitará la ciudad de Mar del Plata, circunstancia más que propicia para repasar su obra y su amor por la lectura. Los textos del ganador del premio Tusquets editores de novela en 2017 se caracterizan por dejar atrapado al lector en historias inquietantes y creadoras de un mundo propio.

Mariano Quirós juega con la literatura, disfruta de ella y siempre busca cómplices para su juego. Compartir literatura, para Quirós, es una forma de cortesía.

Su nuevo libro de cuentos, Campo del cielo (Tusquets, 2019) comienza con un epígrafe de Bellas Artes, el libro de Luis Sagasti editado por Eterna Cadencia.: “Mientras haya un fuego habrá una historia que aguarda ser contada…”. Es decir, que aquella circunstancia del fuego, prometía revelar algo literario. Algo que a Quirós lo sostiene y algo que él promete cercano a cada ser humano.

Pero, ¿qué es lo que hace que aparezca la literatura en la vida de uno o de cualquiera? Tenemos el fuego, la experiencia, la imaginación, ¿qué falta? “Es algo rarísimo y misteriosísimo, por suerte, porque quizás si se resolviera uno dejaría de escribir o de leer. En mi caso lo veo como algo simple, intento copiar la felicidad que tengo leyendo en la escritura, aunque quizás la arruine en realidad. Pero también quizás sea una manera de justificar el tiempo que uno pasa leyendo, darle una utilidad a la lectura de literatura, que no suele tenerla más que el mero placer” responde Quirós.

-¿Pero, entonces, pensás a la literatura como una pregunta o como una respuesta?

- Creo que ni tanto ni tan poco, es simplemente el deseo de contar alguna historia. A mí me gusta leer muchísimo desde pibe y es inevitable que, a las cosas que a uno le gustan, trate de imitarlas, de hacerlas. A aquellos que les gusta jugar al fútbol querrán ser futbolistas el día de mañana; a mí me gustaba leer y siempre quise ser escritor y aquellas copias y apropiación de lo que leía lo fui sofisticando poco a poco hasta hoy.

De la lectura a la escritura. De ponerle rasgos a eso que me cuentan a elegir, combinar e imaginar mientras lo coso para darle forma al texto. Detalles minúsculos que provocaran la empatía o el olvido. Una historia que necesita espacio en el otro pero también una voz que oficie de canal y prometa. El escritor tiene que leer. Debe leer más de lo que escribe porque así podrá identificar, en la imitación o en la distinción, una voz que narre.  “Fabián Casas que es un poeta porteño que a mí me gusta mucho habla, de la voz propia y de la voz extraña. Dice que cuando uno lee o cuando escribe  en vez de ir en busca de la voz propia también tiene que ir a buscar la voz extraña. Porque la voz propia uno ya la tiene y es la voz que está plagada de las porquerías de los medios de comunicación, de nuestra alienación cotidiana. Sin embargo la voz extraña es una voz mucho más profunda, más peligrosa, más inestable y que es a la que te empuja la lectura y la escritura. Entonces creo, en todo caso, que esa es la búsqueda más importante y la más interesante de la literatura” sostiene.

-Siendo así, ¿podría pensar que la voz propia es la que te distrae de la literatura propiamente dicha y contra eso hay que batallar?

- Claro, es como aquello que decía John Lennon, "La vida es lo que sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes". Acá podríamos decir que “La vida es aquello que molesta mientras trato de leer”.

Para Quirós es claro que no se puede escribir sin leer(“Bah, a mí porque me gusta leer”, dirá). Por ende, al proceso de escritura él lo ve como una formación permanente. “Todo el tiempo me estoy encontrando con cosas que me deslumbran, descubrimientos que te hacen volar la cabeza. A mí me parece que la lectura y la escritura son como dos actividades que van a la par”.

En este último libro de cuentos, él muestra permanentemente esa voluntad de llevar adelante una literatura con un lugar realista. Pero en algún momento todo se desliza hacia otro lado: hacia lo fantasioso, hacia el absurdo o hacia lo mitológico. Es así que lo seguro de la geografía literaria que utiliza muchas veces se ve desconocido ante las muchas historias y el lenguaje  de los personajes. ¿Es un lenguaje regionalista el que utiliza o qué le pasa a un chaqueño cuando lee a Quirós? Él inmediatamente responde que no intenta describir o imitar el lenguaje regionalista; y explica que al leer tanto “se me cruzan inevitablemente otras maneras del uso del lenguaje y eso se mezcla también con mi propia manera de hablar. Lo que surge de ahí es una especie de engendro. No fuerzo nada, pero así sale. Por supuesto que está pulido también y que hay un trabajo mismo sobre la prosa también. Por ejemplo en la novela Una casa junto al tragadero (Tusquets, 2017), que se editó primero en España, los editores españoles me sugerían tímidamente algunos cambios. Mejor dicho me consultaban por tal o cual palabra. Por ejemplo, yo ahí uso “yacaré” y ellos me preguntaban si podían usar caimán, pero ahí se perdería todo el sentido del lugar, todo el sitio literario que yo le quería dar”

-¿Hay alguna constante en tu obra?

- De momento lo más constante es el lugar geográfico, el espacio geográfico, porque no puede ser de otra manera, aunque sí podría serlo. Pero de momento es eso que un autor correntino, que se llama José Gabriel Zeballos,  llama la literatura situada, que es la especie de recreación sobre el lugar de origen. Después,  cosas que suelo ver solamente yo y que no las voy a contar (se ríe). Y también creo que cierta vocación, si bien leo mucho e intento lograr algo meramente literario, creo que también hay cierta vocación cinematográfica en cuanto a lo narrativo, que tiene que ver con cómo nos ha educado el cine norteamericano a esta generación.

Luis Sagasti cuenta en Bellas artes que “Wittgenstein busca la soledad y el frío, que son distintas formas de lentitud, para poder pensar mejor”. Uno lo escucha, y sobre todo, lo lee a Quirós y siente que busca indiferentemente en la literatura  la fórmula para poder ver más allá de la verdad de ella  y,  por supuesto, también compartirla.

(*) Mariano Quirós dará una charla en Mar del Plata el jueves 14 de noviembre a las 19, en la Casa del Balcón -3 de Febrero 2538- donde repasará su obra. También animará un espacio de lectura en la librería El Gran Pez -Hipólito Yrigoyen 1992- el sábado 16 desde las 19 hs.