RADIO
EN VIVO
imagen

Más allá de la ciudad

15 de Diciembre de 2019 16:27

El Gobierno confirmó un impuesto del 30% para las compras en el exterior

La medida que confirmó Cafiero busca promover la producción interna y promover el turismo local.

El límite para el uso de las tarjetas de crédito también correrá en Argentina para los productos que estén cotizados en moneda extranjera.

El Gobierno de la Nación anunció este domingo que impondrá un impuesto del 30% para la compra de productos tasados en dólares que se realicen en el exterior como asimismo en Argentina, lo que da cuenta de una de las primeras medidas económicas del equipo de Alberto Fernández a solo cinco días de asumir. La medida incluirá a pasajes aéreos, plataformas de comercio electrónico, servicios de streaming y aplicaciones.

La noticia fue confirmada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en declaraciones a Radio 10 y se dará a conocer en los próximos días. Según explicó el funcionario, la implementación de este impuesto del 30% para compras que se realicen en el exterior como también en Argentina, en el caso de que estén en moneda extranjera, busca potenciar la producción interna y promover el turismo local.

“El impuesto a las compras en el extranjero es del 30%. Tiene una lógica solidaria y contributiva. Los argentinos que tengan la posibilidad de viajar al extranjero y hacer sus compras con las tarjetas, esas compras después se pagan con dólares del Banco Central. Esos dólares los tenemos que cuidar mucho”, sostuvo Cafiero. "Necesitamos recaudar de alguna manera esa diferencia entre el gasto de tarjeta de crédito y después se paga en pesos aquí y los dólares terminan saliendo del Banco Central”, explicó el jefe de Gabinete.

De esta manera, la cotización del "dólar turista", que hoy ronda los $63, pasaría a valer aproximadamente $81,90. Este tipo de cambio ya había sido implementado entre 2012 y 2015, durante la última presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. En aquella oportunidad, el recargo había trepado al 35%.

Minutos después de confirmarse el triunfo electoral de la fórmula del Frente de Todos, el Banco Central limitó la compra de la divisa estadounidense a 200 dólares mensuales, además de fijar un límite para las extracciones en cajeros fuera del país que no eran realizadas desde una cuenta local en dólares.