RADIO
EN VIVO
imagen

Más allá de la ciudad

3 de Diciembre de 2019 16:04

Constructores bonaerenses denuncian que hay 100 mil puestos de trabajo en riesgo

Obras paralizadas y una deuda de tres mil millones de pesos que mantiene la Provincia mantiene en vilo a los trabajadores.

Pequeñas y medianas empresas nucleadas en la Cámara Argentina de la Construcción - Delegación provincia de Buenos Aires (Cacba) denuncian que hay más de 100 mil puestos de trabajo en riesgo por una presunta deuda que mantienen María Eugenia Vidal y el resto de las autoridades del gobierno bonaerense.

Según indicaron desde el sector, actualmente la actividad se encuentra en situación de emergencia debido a un déficit que mantiene la Provincia que asciende a unos tres mil millones de pesos, de los cuales mil millones se encuentran aprobados para el pago, según consignaron.

"Hemos realizado todas las gestiones pertinentes y comunicado al gobierno provincial la gravedad de la situación, respecto a la cantidad de empleos que se están perdiendo por la prolongada parálisis de las obras y la falta de pago. Esperamos que se pueda resolver urgentemente, de modo que la nueva administración arranque de manera ordenada", sostuvieron desde la Cacba.

De persistir este panorama, los constructores bonerenses insistieron en que los 100 mil puestos de trabajo que están en riesgo podrían incrementarse, además de perjudicar también a unos 400 mil empleos ligados a otras actividades vinculadas a la construcción, como los vidrieros y carpinteros.

De todas maneras, pese al escenario que describieron, desde la Cámara bonaerense se mostraron optimistas de cara al futuro. "La industria de la construcción está en situación de emergencia, pero también está preparada para dinamizar el trabajo y la economía", resaltaron.

"La construcción es, junto con el comercio, el mayor generador de empleo de la provincia y, además, cuenta con un sistema de contratación rápida", agregaron. Para finalizar, a pesar de los vaivenes económicos y de la cotización del tipo de cambio, el 90 % de la actividad se moviliza en peso y no en dólares.