Rancho móvil

1 de Febrero de 2019 11:18

Por las irregularidades detectadas, el municipio presentará una demanda penal contra el Rancho Móvil

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El desalojo del predio ubicado en la ruta 11 comenzó este viernes y continuará durante el fin de semana. La administración del espacio queda en manos del municipio.

Desde este viernes y hasta que el predio quede completamente vacío. Con esa misión, la presidenta del Ente Municipal de Turismo, Gabriela Magnoler, se presentó a primera hora de la mañana en la Unidad Turística Fiscal ubicada en el kilómetro 544 de la ruta 11 para seguir de cerca el desmantelamiento de las cabañas ilegales que se habían instalado en el lugar.

La funcionaria estuvo acompañada por los secretarios Alejandro Vicente (Gobierno) y Marcelo Lencina (Seguridad), además del presidente del Emsur, Eduardo Leitao. Si bien había llevado maquinaria pesada al lugar, no fue necesario ponerla en marcha: los propietarios de las casas optaron por retirar sus pertenencias por sus propios medios, de forma pacífica.

La directora de Recursos Turísticos, Mónica Rábano, explicó que el operativo se llevó a cabo en “cumplimiento al decreto por el cual se da caducidad a un permiso precario otorgado a favor de la Rancho Móvil de la Costa, partir de varios incumplimientos detectados en relación a la reglamentación”. 

Rábano adelantó que, por orden del intendente Carlos Arroyo  y a partir de una serie de irregularidades detectadas, el Emtur presentará una demanda penal contra la asociación civil. Mientras tanto, la administración del lugar quedará en manos de la Comuna. “La idea a futuro –agregó- es hacer una licitación pública para este tipo de propuesta”.

La funcionaria –quien en todo momento aclaró que se trata de un “desalojo pacífico” y sin “ningún tipo de violencia- anticipó que el operativo se extenderá, por lo menos, durante todo el fin  de semana, hasta tener toda la UTF “despejada”. También remarcó que, en caso de que algún propietario se niegue a retirarse, “el desmonte será realizado el municipio, con costas a cargo de esa persona o de la asociación”.

Más adelante, Rábano se negó a dar los nombres de los responsables de la asociación civil porque, afirmó, el objetivo no es “perseguir gente” sino trabajar “para que el lugar recupere su espíritu original”. No obstante, aclaró, quedarán inhabilitados para volver a participar de una organización de estas características.

“Nos vamos a quedar hasta última hora de hoy porque necesitamos dejar vacío de personas este lugar. Los elementos que no se hayan podido sacar quedarán en guarda y se seguirá mañana con el procedimiento”, explicó.

“Hay gente que está sorprendida de que estemos acá, a pesar de que la misma asociación estaba anoticiada. Es un proceso que llevará unos días pero queremos que se haga de forma ordenada, de buena manera y respetando a aquellos que vienen a presentarse para retirar sus cosas”, insistió por último. 

Compartir
Compartí esta nota